Mar 08, 2017 | Post by: Slow Fashion Next No Comments

¿Se puede cambiar el sector textil? el Comercio Justo

Por el equipo de Oxfam Intermón.

Imagen de portada: Cada vez podemos encontrar más tiendas de comercio justo en las que comprar ropa de calidad.

El sector de la moda crece a un ritmo vertiginoso. De forma constante nacen nuevas empresas con ideas innovadoras, con formas alternativas de trabajar y con diferentes ofertas para un público cada vez más amplio y exigente. Por eso, alternativas como el Comercio Justo están adquiriendo cada día más peso en la industria. A continuación, nos adentramos en todos sus entresijos.

El comercio justo utiliza materiales respetuosos con el medioambiente

Nuevas tendencias en el sector textil

La descentralización de la producción es una tendencia cada vez más clara en el sector de la moda. Empresas como Inditex o Primark tienen centros de producción en países como Etiopía, una nación que ha querido convertirse en un referente en la fabricación de textil y ha otorgado licencias a más de 50 países como India o Bangladesh.

Etiopía ha firmado tratados de libre comercio con muchos países del mundo, entre ellos con la Unión Europea, por lo tanto, es una alternativa interesante para empresas que quieren establecer sus fábricas en un país emergente con oportunidades de negocio. De hecho, ¿sabías que el 70 % de sus ventas se realizan a la Unión Europea, y grandes cadenas como H&M ya tienen oficinas en este país?

El comercio justo utiliza recursos sostenibles

¿Y el Comercio Justo?

Hay que establecer una diferencia entre el concepto de Comercio Justo y la producción en países emergentes. En este segundo caso, la idea es lograr una producción aprovechando tratados de libre comercio, y se basa en iniciativas gubernamentales con las que estos países en vías de desarrollo buscan aumentar su producción y exportación a países occidentales.

El Comercio Justo, en cambio, basa su actividad en la premisa de que tanto productores y productoras como intermediarios o clientes tienen los mismos derechos y, por lo tanto, se intenta seguir un procedimiento que beneficie a todas las partes.

Así, este modelo de consumo tiene, para todas las partes del proceso, las siguientes ventajas:

  • Permite que los productores a pequeña escala de zonas desfavorecidas del mundo tengan oportunidades de autosuficiencia.
  • Elimina las relaciones de superioridad, es decir, que ninguna de las partes del proceso comercial tiene ventaja sobre las otras.
  • Los precios se establecen de mutuo acuerdo, por lo que ambas partes ganan.
  • Es una práctica respetuosa con el medio ambiente, tanto por el uso de materias primas de calidad y naturales como por procesos de elaboración con contaminación reducida.
  • Aporta calidad al consumidor: porque son productos trabajados con los mejores materiales y alejados de la producción en cadena.

El comercio justo promueve una relación de calidad entre el productor y el consumidor

Diferencias entre el Comercio Justo y la descentralización de la producción

Aunque muchas empresas, sobre todo las que venden a gran escala, se hayan decantado por la descentralización a países emergentes, esto no quiere decir que sea la opción más indicada para todo tipo de negocios. Es cierto que estas licencias de producción contribuyen a que el sector se desarrolle en países en busca de oportunidades, pero muchas veces prima la cantidad de producto fabricado sobre la calidad del mismo.

En el Comercio Justo, los productores están especializados en una clase de producto textil que se fabrica a pequeña escala y con materiales de gran calidad. Además, elimina el riesgo de la explotación laboral y el sello de “fair trade” añade prestigio a la venta. Como contrapartida, el precio suele aumentar, pero esto quedaría justificado con el target de consumidor al que se dirige la fabricación de textil de Comercio Justo y la seguridad de que se está realizando un consumo responsable con el entorno y con las personas productoras.

Si te apetece disponer de más información sobre el Comercio Justo y su impacto en la sociedad, te recomendamos que te descargues esta guía gratuita. ¡Feliz lectura!

Y ya sabes, apostar por el comercio justo es apostar por una relación justa entre productor y consumidor, pero también hacerlo por la economía local y por la calidad en tus prendas.

Share This:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.