May 19, 2017 | Post by: Slow Fashion Next No Comments

Propiedades del tejido para construir mi producto. I

Por Penélope G. Fernández colaboradora de Slow Fashion Next.

Imagen de Portada: VettaCapsuleMarca responsable y fábrica de gestión familiar en NY. Tejidos respetuosos con el medio ambiente, materiales reutilizados de stockage que se les da una nueva vida. Packaging 100% reciclable.

Hasta ahora hemos hablado del diseño y su traslado al patrón para crear la prenda sin pararnos mucho a valorar la función del tejido en este proceso.

Las características físicas y técnicas de un tejido afectan a la funcionalidad en la prenda que va a ser confeccionada ya que también éstas influyen en el proceso de corte y cosido en la cadena de fabricación.

La estética y confortabilidad, posteriormente el hilo y la dirección del tejido, y otros caracteres como el gramaje y la diferencia entre plana y punto, por ejemplo, son elementos principales a la hora de elegir tus textiles.

CONSTRUCCIÓN

Entendiendo como plana que su construcción consiste en un “entramado” de dos direcciones que los forman la urdimbre ,que es el vertical, y la trama, que lo corta horizontalmente.

Tips: Siempre que dudes, recuerda que el HILO coincide con la URDIMBRE y a la vez va paralelo al orillo (borde del tejido) o a la longitud de la tela. 

 

Construcción malla de punto

La construcción de la tela de punto, es un hilo que teje sobre si mismo en malla, bucle o distintas formaciones. Es muy importante a la hora del corte de tejido tratarlo con más delicadeza pues la malla puede abrirse si se trata de un punto ligero o una malla ancha y separada. El hilo, aquí también sería en la misma dirección, en la longitud del tejido.

Como sabemos, su propiedad “estrella” es la elasticidad, al contrario que la plana, debido justamente a cómo ha sido conformado el tejido.

PESO

El GRAMAJE mide el grosor del tejido, es decir, el espesor o peso en gramos del tejido que depende del número de hilos, el tramado y urdimbre de la capa de tejido por metro cuadrado. Como ejemplo, una tela para camisas de verano liviana puede estar en 125 a 220 gramos al metro cuadrado.

*Puede que el tejido sea el idóneo para realizar tu diseño, pero el gramaje elegido no lo sea. Has de tener siempre en cuenta el peso antes de comprar tejido ya que interviene en la “caída” y en el confort de la prenda final. No puedes elegir un algodón de 300 gramos para confeccionar una camisa de verano, que sería pesada y menos transpirable que una de 125 gramos, pero éste quizá sería el adecuado para un pantalón de invierno resistente y duradero.

¿El peso del metro de tejido afecta al corte de mi producto? Sí, por supuesto, no es lo mismo cortar (a tijera o industrialmente) un tejido liviano que uno fuerte y consistente, a veces es una ventaja, pero dependiendo de qué tejido tratemos y la cantidad de capas a cortar, puede ser más fácil o dificultar la tarea, esto afecta al tiempo y por consiguiente afectará al coste final del producto. Si es ligero pero delicado (efecto seda) se vuelve escurridizo y da más trabajo a la hora de sujetar bien el tejido al patrón.

Habitualmente para el tema bebé e infantil, y prendas no pegadas al cuerpo, el más requerido es el algodón puesto que es la fibra natural por excelencia. También las prendas de sport para realizar ejercicio y de un grosor medio, ya que en este caso prima sobre todo el confort.

El algodón es el que nos da mayor seguridad por sus propiedades hipoalergénicas, ya que cada vez somos más conscientes de la relación de la ropa con la salud y se busca más preservarnos de las alergias e irritaciones cutáneas. Por su gran absorción es la fibra más preciada y versátil, adaptable a todos los climas.

Al contrario que otros textiles más volátiles son mucho más cómodos de cortar, aunque sea en bastantes capas de tejido, por su cuerpo, firmeza, rigidez media y consistencia que nos da la construcción del tejido, como la sarga.

Algodón orgánico Colección bebés Maripuri Tijeritas

Las telas de sarga tienen derecho y revés; se identifican por la formación de líneas diagonales, también llamadas surcos. El tejido plano no tiene derecho ni revés, se forma con hilos perpendiculares que pasan alternativamente por encima y por debajo de cada uno de ellos.

Si te fijas en tus vaqueros, verás este dibujo característico en líneas paralelas normalmente en sentido diagonal. La sarga gruesa es habitual en prendas denim y ropa laboral por su durabilidad y resistencia a las rasgaduras y a los lavados. También es adecuado para la decoración y tapicería por las mismas propiedades de resistencia, aunque habitualmente mezclados con poliéster, la mayoría no son orgánicos 100%.

En muchas prendas de algodón verás en su composición que contiene un 5 o 10% de viscosa, sobre todo camisetas y prendas que se adaptan a la figura como las prendas de lencería. Es un sustituto al común acetato fibra química y también extraído de la pulpa de la madera. Muy habitual en ropa de camisería y vestidos de noche (crepés, sedas, etc.) por la suntuosidad de su caída y baja rugabilidad.

Suite13 ECOSTORE creativo que congrega varias marcas que utilizan tencel y fibras naturales

Otra importante función de la viscosa es la mezcla, con otros tejidos para darle estas propiedades que hemos nombrados a la vez evitando el encogimiento de la prenda en los lavados.

Espero que os haya gustado la información que os traslado en éste post y pronto os volveré a hablar de tejidos y patronaje.

Share This:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.