Mar 20, 2017 | Post by: Slow Fashion Next No Comments

Las siete expresiones de moda de 2016

Por el equipo Slow Fashion Next.

Imagen de Portada: Desfile Primavera/Verano 2017 de Bottega Veneta. Imagen vía BottegaVeneta Facebook.

Londres – El pasado mes de diciembre, apenas unos días antes de finalizar el año, la periodista Vivian Hendriksz escribía este artículo para reflexionar sobre los temas más discutidos del año en el sector de la moda. El 2016 fue un año de muchos cambios, especialmente en términos de desfiles, nuevos conceptos en el calendario, moda “honesta” y colecciones cápsulas. En el siguiente artículo FashionUnited enumera las principales palabras clave de la moda de 2016.

“See Now, Buy Now”

Probablemente una de las frases más mencionadas del año, el modelo de negocio “see now, buy now” (mira ahora, compra ahora) era un concepto bastante nuevo dentro de la industria de la moda hasta que, a comienzos del 2016, Burberry lo comenzó a usar. La marca de lujo británica anunció en febrero su nuevo plan para abandonar el calendario de moda tradicional, así como sus productos de temporada para presentar dos colecciones al año. Cada colección de menswear y womenswear se presentarían juntas durante la semana de la moda para salir a la venta inmediatamente después. El diseñador estadounidense Tom Ford anunció su propio modelo de “see now, buy now”, abriendo la puerta a grandes cambios en el formato de los desfiles y modelos de negocio.

Desfile Primavera/Verano 2017 de Burberry. Imagen vía Burberry Facebook.

En su primera colección de “See Now, Buy Now”, que fue presentada el pasado septiembre durante la Semana de la Moda de Londres, Burberry aprovechó las necesidades de los consumidores poniendo las colecciones a la venta inmediatamente después del desfile en vez de esperar seis meses. La investigación de la firma Verdict de venta al por menor mostró que el 85’6% de los consumidores prefieren comprar la ropa y prendas adecuadas para las condiciones climáticas actuales a los desfiles y las pueden usar de inmediato. Más del 51% de los encuestados dijeron que no disfrutaban comprando ropa para la próxima temporada.

“Por lo tanto, cada vez es más evidente que los ciclos de compra tradicionales ya no están en sincronía con la manera en que a los consumidores les gusta comprar ropa”, afirmaba Nivindya Sharma, analista senior de Verdict. Un gran número de marcas de moda siguieron los pasos de Burberry y Tom Ford el pasado año, incluyendo Vetements, Prada, Tommy Hilfiger y Gucci, que han adoptado su propia versión del modelo de negocio “see now, buy now”. Ralph Lauren es la última firma en alejarse del calendario tradicional de la moda y abrazar el nuevo concepto.

Co-ed fashion shows

Otro fenómeno que surgió en la industria de la moda ese año, y que está estrechamente relacionado con el concepto “see now, buy now”, es presentar los shows de womenswear y menswear a la vez. Como parte de la nueva estrategia.

Desfile Primavera/Verano de Bottega Veneta. Imagen vía Harper’s Bazaar.

No pasó mucho tiempo hasta que otras firmas comenzaran a seguir la estrategia y dejar a un lado el formato de pasarela tradicional. Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Dsquared2, entre otros, ya presentan sus colecciones en un evento co-ed. Aunque la mayoría de la industria apoya este cambio, se plantea la cuestión de cómo influirá en la Semana de la Moda de Hombre y su relevancia. “Los desfiles de moda de los hombres se van retirando poco a poco del calendario y son rechazados en los eventos de las mujeres, como si fueran un accesorio”, señaló Reuters.

Moda Sostenible

Se ha dedicado mucho esfuerzo a mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores de las fábricas textiles de países como Bangladesh e India tras el trágico accidente de Rana Plaza en 2013. Sin embargo, un país decidió dar un paso más allá y, en julio de 2016, los Países Bajos reunieron a las organizaciones comerciales VGT, Modint e Inretail, sindicatos y el gobierno junto con cinco organizaciones sin fines de lucro y Lilianne Ploumen, el ministro holandés de Comercio Exterior y Desarrollo, para firmar un acuerdo para los textiles sostenibles. Este convenio textil es el primero de numerosos acuerdos internacionales de responsabilidad social corporativa iniciados en todo el mundo para hacer que la industria de la moda sea más sostenible y ética.

Reunión en la que se dieron cita las diferentes organizaciones comerciales para la firma del convenio. Imagen vía FashionUnited.

Todas las partes que firmaron el acuerdo, que incluyen varios productores locales de moda, se comprometen a vender moda sostenible y éticamente producida en los próximos cinco años, y mejorarán todos los aspectos de la cadena de suministro, desde el ambiente, el clima y las condiciones laborales. Más de 75 empresas han firmado el acuerdo, incluyendo Wehkamp, Zeeman, The Sting y De Bijenkorf. Juntas han prometido abordar los problemas en numerosas áreas de la industria de la moda, incluyendo el trabajo infantil, la discriminación, la seguridad y contaminación del agua. Cada empresa se ha comprometido a publicar un informe anual de las mejoras que han hecho y los resultados que han logrado. “La industria de la moda puede ser y debe ser honesta”, dijo Mariëtte Hamer, presidenta del Consejo Económico-Social (SER). “Necesitamos hacer que la industria sea más sostenible, ecológica, libre de crueldad animal y trabajo infantil. Y juntos podemos hacerlo”.

Moda Circular

Las condiciones de trabajo de las fábricas no fue lo único en lo que pensaron las empresas de moda, el medioambiente también fue un punto importante de discusión en 2016 ya que marcas y tiendas trabajaron para ser más sostenibles. Y marcas muy diferentes lanzaron nuevas iniciativas. Desde Zara, que presentó su primera colección “verde” en septiembre conocida como “Join Life” hasta Stella McCartney, que publicó su primer informe de pérdidas y ganancias medioambientales. El grupo H&M llevó las cosas un paso más allá y anunció su objetivo de convertirse en 100% circular, cerrando así el círculo de la moda y reutilizando y reciclando todas las prendas no deseadas.

Zapatillas con denim reciclado. Imagen vía Instagram.

En el Reino Unido el concepto de moda circular se ha vuelto más significativo, pues aproximadamente 350.000 toneladas de ropa no deseada terminan en los vertederos cada año, según datos de WRAP. Un 95% de esas prendas se quema, poniendo fin al ciclo de vida de una prenda que podría haber sido reutilizada para crear algo nuevo, ya sea de moda o algo completamente diferente. Hay una serie de nuevas iniciativas que actualmente buscan cerrar el ciclo de la industria, como el reciclaje químico y mecánico, los cuales hacen posible crear nuevas prendas recicladas. Sin embargo, llevará tiempo conseguir esas iniciativas para satisfacer la demanda de los clientes a la vez que se educa a los consumidores. “Necesitamos concienciar a los consumidores para que vean la ropa como un recurso y pidan ropa reciclada”, dice Cecilia Brännsten, experta en Sostenibilidad de H&M.

Prendas de novia asequibles

Aquellos que buscan comprar un vestido de novia ahora mismo puede que no estén dispuestos a gastar una fortuna. Y 2016 fue un año en el que gran cantidad de productores lanzaron su propia gama de vestidos de novia. Marcas como Asos, Whistles, Missguided y Net-a-Porter presentaron una colección de novia asequible, que iba desde el tradicional vestido de princesa hasta los trajes más modernos. “Son vestidos preciosos, lo suficientemente especiales para celebrar ese gran día, pero que no van a explotar el presupuesto de la luna de miel”, dijo Nick Passmore, director creativo de Whistles.

Imagen de Asos Novias. Imagen vía FashionUnited.

Este cambio se cree que es estimulado por un cambio en la percepción de lo que una boda debe representar y un cambio en la importancia del vestido de novia y lo que debe ser. “Cada vez más, las parejas de hoy en día están influenciadas por lo que ven pasar por el filtro de las redes sociales”, dijo Katie Smith, Analista Senior de Ventas de Edited. “Ven fotos del traje de novia blanco de Solange Knowles y piensan que también ellas podrían llevar las tendencias y cultura que les gusta al altar. Y la high street está perfectamente posicionada para atender a ese nuevo cliente. Además, las nuevas parejas son más inteligentes cuando se trata de gastar dinero y optan por gastar más en cosas como su luna de miel, su casa nueva o el evento en sí”.

Moda Premium

Términos como calidad, sostenibilidad y durabilidad han sido importantes dentro de la industria de la moda durante mucho tiempo, pero el concepto se hizo de vital importancia en 2016. Premium denim en particular se hizo muy popular ese año, según la agencia de investigación Technavio. Según un informe reciente en el mercado del denim, el mercado global de denim supuso 58 mil millones de dólares (55 mil millones de euros) el año pasado. El 26% de esa cantidad fue aportado por compañías y marcas como LVMH, Seal, PVH y Levi’s. “Sentar bien, su estilo y durabilidad son los principales atributos que se prefieren a la hora de elegir jeans de primera calidad”, dice Technavio, el cual predice que el mercado global de denim crecerá un 8% en los próximos cuatro años.

Imagen de Levis. Imagen vía Instagram.

Durante la edición más reciente del Show Kingpins en Amsterdam, la feria de comercio de denim subrayó como términos más importantes para las empresas la sostenibilidad y calidad. “Cualquiera puede decir que su empresa o firma es sostenible, pero tiene que ser capaz de explicar por qué. Una etiqueta que simplemente dice esto es sostenible no es suficiente”, argumentó Simon Giuliani, Director de Marketing de la fábrica de tejidos italianos Candiani. “Tienes que informar a tus clientes y darles la oportunidad de elegir”.

Modest’ Fashion

Desde el debate que rodeó al burqini en Francia hasta el primer desfile de moda que presentó el hijab durante la Semana de la Moda de Nueva York, ha puesto a esta moda en el radar de la industria.

Aunque la “modest’ fashion”, generalmente llevada por los musulmanes, todavía está aumentando en el hemisferio occidental, en el este se ha convertido en un mercado en auge. Cada vez más mujeres musulmanas jóvenes buscan nuevas maneras de combinar la moda con las prendas “modest”, lo que ha hecho que empresas como Uniqlo, Marks & Spencer y DKNY lancen colecciones cápsula especiales dirigidas a ese grupo específico.

Semana de la Moda de Nueva York. Imagen vía FashionUnited.

Pierre Bergé, viudo del diseñador Yves Saint-Laurent, compartió su opinión sobre el creciente número de diseñadores occidentales que atienden colecciones que siguen el código de vestimenta islámico. “Estoy indignado”, dijo a la radio francesa Europe1. “Los creativos no tendrían que ver con la moda islámica, ellos están ahí para hacer a las mujeres más bellas y dotarlas de libertad, no para cooperar con esa dictadura que esconde a las mujeres”, dijo Bergé. Pese a la crítica, la moda musulmana en 2019 tendrá un valor aproximado de 500 mil millones de euros.

Fuente del artículo: FashionUnited.

Share This:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.