Se lleva el crowdfunding

BLOG DE MODA SOSTENIBLE, SOBRE NOSOTROS, WIN: EMPRESA SOSTENIBLE DE MODA

Por Neus Portas, creadora de Proyectos que generen impacto social y profesora en Slow Fashion Next del curso “Branding con Emoción”.

Para mi, hay dos momentos clave a la hora de lanzar un proyecto de moda:

1. Cuando empiezas: necesitas un capital inicial para la primera colección, que se suma a los gastos de comunicación, puesta en marcha, etc. No siempre tienes el capital.

2. Al inicio de cada colección: ¿cuánto produzco? ¿cuánto venderé? Sólo nos llegan los casos más exitosos, pero incluso estos empezaron por acumular stock. Aunque también puede pasar que el producto guste y me quede sin stock, lo que implica ganar menos de lo que podría haber ganado. ¿Cómo puedo saber cuántas unidades producir, sin pasarme ni quedarme corto?

Algunos diseñadores han reducido estos riesgos, produciendo prácticamente bajo demanda: hacen un prototipo, lo publican en la web y, según venden, producen. Esto lo pueden hacer gracias a trabajar con talleres muy locales aunque, por supuesto, el margen es menor que si se produjera a mayor escala -tanto en diseño como en confección, lo sabemos-.  Pero la disminución del riesgo, compensa.

Aún así, cuando se quiere entrar en canal de distribución para ampliar la base de consumidores, esto se hace más difícil, porque la tienda necesita tener tallas y modelos en stock.

Y, de repente, se rompe el calendario propio, el que huía de ritmos frenéticos.

¿Cómo cambiar el funcionamiento del sector? ¿Cómo imponer de verdad un ritmo slow, no sólo en producción, sino también en ventas?

El Crowdfunding puede ser una buena solución, pues ofrece la manera de financiarse inicialmente, y prever ventas de cada colección, entre otras cosas.

Por supuesto, implica un proceso de compra más largo en el tiempo, pero quizá ha llegado la hora de cambiar la manera de adquirir moda.

QUÉ ES EL CROWDFUNDING Y CÓMO USARLO

• Cuando empiezas: family, friends & fools

Para la inversión inicial, se suele recurrir a los ahorros, más algún préstamos de familiares. Quizá, si hay pocos ahorros y falta más inversión, algunos amigos y conocidos que creen en tu proyecto, te hacen un préstamos a interés 0% (aunque cuando empiezas, ya sólo que te presten, es todo un logro).

¿Pero qué pasa si no te pueden prestar?  ¿Y si en vez de friends & family, buscas a algunos “fools” que crean en tu proyecto?

Eso pensaron en Verkami, la plataforma de crowdfunding para artistas innovadores. A diferencia dKickstarter, LA plataforma de crowdfunding a nivel internacional, Verkami es más vertical. Pero el proceso es el mismo:

– se presenta el proyecto.

– cada proyecto va acompañado de una explicación exhaustiva, un vídeo y un prototipo del producto.

– se fija el importe objetivo y los “paquetes” de financiación, junto con la compensación por cada “paquete”.

– si no se consigue el objetivo en el tiempo fijado, se devuelve el dinero. Si se consigue, se realiza la producción y se entrega a los micro-inversores el paquete correspondiente a la inversión.

Y sí, tenemos el problema 1 solucionado: si funciona la campaña, si la planteamos bien, ya tenemos el capital para lanzar el proyecto.

• Cada 6 meses, lo mismo

Una vez lanzada la marca y la primera colección, incluso aunque haya sido un éxito, sabemos que difícilmente podremos lanzar la segunda colección sólo reinvirtiendo beneficios.

¿Qué hacemos? ¿Otra vez Crowdfunding? Bueno, ¿porqué no?

Podrás testar de nuevo la colección, saber si gusta, saber a cuánta gente le gusta y, sobretodo, vender por anticipado pero pudiendo participar de economías de escala, al producir en cantidades un poco mayores.

CROWDFUNDING Y MODA, ÉXITO ASEGURADO

Verkami está enfocada a artistas, sobretodo para proyectos de música y literatura, de modo que seguramente un proyecto textil no encaje (no hay ninguno, de hecho).

Kiscktarter busca proyectos innovadores, de modo que un proyecto como el de The 30 year Sweatshirt encaja, pues se basa en un tejido de larga duración, con un proceso muy basado en la innovación.

También proyectos más “convencionales”, como la tienda online de moda ética Covey, consiguió el 106% del importe que necesitaba para arrancar.

kickstarter1

¿Ventajas de usar Kiscktarter? El alcance de la plataforma. ¿El inconveniente? Que está muy enfocado a innovación y con un público muy amplio que no necesariamente está interesado en moda.

Un dato: aunque es una tendencia en auge, todavía no está ni de lejos asentado como forma de venta. Y si en Kickstarter la media de retos conseguidos es del 40%, de los vinculados a moda triunfan un 25%.

Por suerte, desde hace un tiempo, han empezado a salir plataformas de crowdfunding especializadas en moda, como Before the Label. Como ellos mismos cuentan, te proponen otra forma de crear moda.

Before the label
Imagen de “Before the label”

I am la mode es una plataforma de origen francés, que ha conseguido encontrar el estilo y el nicho, lo que les da un índice de éxito muy alto. Aunque está muy enfocado al mercado francés, como consumidor puedes acceder a prendas muy bonitas y como diseñador, conseguir un alcance internacional.

I am la mode
Homepage de “I am la mode”

Crowd Demand, muy enfocado en el comprador, están en fase de lanzamiento, pero con muy buen inicio. Perfecto para entrar en el mercado americano (precio en dólares, claro).

Crowd Demand
Crowd Demand en la prensa

Out of X es una plataforma de origen israelí que vende en todo el mundo (con envíos gratuitos). Actúa de Showroom para el diseñador, mostrando las prendas a través de los retos. Además, ofrece la opción al diseñador de plantear un diseño sólo disponible en la plataforma, para darle mayor exclusividad.

Out of X
En “Out of X ” puedes diseñador productos exclusivos

Si prefieres una plataforma sólo para tu marca, sin estar al lado de otras marcas, pero aplicando el modelo crowdfunding, también lo puedes hacer, desde tu propia web.

Pero en este caso, ten en cuenta que el trabajo de comunicación para atraer visitas a tu web tendrá que ser mucho mayor. Pero, por supuesto, cuando estén ahí, estarán sólo para ti.

 

CÓMO HACER QUE TU PROPUESTA CONSIGA EL RETO 

Aunque lo del crowdfunding suena muy bien, no todos los proyectos planteados consiguen la financiación necesaria, pues no todas las propuestas atraen a la gente para llevarla a invertir.

Así que aquí te doy 5 pautas para que tu proyecto llegue a producirse:

1. Propón un proyecto abarcable

Es tentador intentar conseguir el respaldo necesario para producir una producción más grande de la que inicialmente te plantearías. Pero cuidado: las plataformas de crowdfunding te dejan un tiempo límite para conseguir la financiación, pues está comprobado que la financiación que no se haya conseguido en un inicio, ya no se consigue después.

Así que mejor búscate un objetivo pequeño, que puedas conseguir. Porque además, haber conseguido un primer proyecto, te hará más fácil conseguirlo también con el segundo.

2. Haz buenas fotos

Por supuesto, es importante subir buenas fotos. No sólo las que subirías en un catálogo, sino que en este caso tendrás que ir más allá, enseñar fotos del making off, del diseñador, del entorno.

3. Un vídeo explicando el proyecto

Quien apoya un proyecto, lo hace también para apoyar otra forma de comprar y, sobretodo, apoyar un sueño. Por eso, es importante que cuentes porqué quieres hacerlo, qué propones.

Deja que te conozcan, que simpatices y empaticen. Dedícale el tiempo que se merece.

4. Elige bien la plataforma

Plataformas, como has podido ver, cada día hay más. Pero no todas sirven. Visítalas, mira casos de éxito y fracaso. Busca que tengan un tipo de producto que encaje con tu estilo. Investiga qué tipo de comunicación hacen, qué alcance tiene. Pregunta el tiempo que te dejan para conseguir tu objetivo. Y las condiciones económicas.

5. Hazle una buena oferta al “backer” (los que respaldarán tu proyecto -difícil traducción-)

Tienes que dejar muy claro porqué alguien debe apoyar tu proyecto. Las contrapartidas más frecuentes van vinculadas a la oferta de un producto más personalizado, poder tener la prenda antes que nadie, obtener mejor precio.

Pero también hay propuestas que van más allá, ofreciendo una visita al taller para ver cómo se produce, obtener un boceto del diseño firmado por el diseñador…

O propuestas más sociales, como explicar que si se obtiene la financiación, el producto podrá ser producido localmente.

O vinculado al apoyo a un proyecto social, como es el caso de la Social Impact Shop de La Casa de Carlota, una tienda de impacto social que se lanzó hace pocos días y en la que tengo la suerte de participar. En este caso, se trata de una plataforma más bien inhouse, donde entran marcas ajenas pero con diseños del estudio.

Social Impact Shop
Social Impact Shop de La Casa de Carlota. Crowdfunding con impacto social.

Un ejemplo más de consumo colaborativo que demuestra que, poco a poco y cada vez más, el consumidor va ganando poder para decidir y definir otra forma de consumir.

El crowdfunding, en definitiva, ha llegado para quedarse, puesto que permite:

– la involucración del comprador en el proceso (¡eso sí que es democratizar la moda!)

– producir localmente lo que en mucho casos no sería factible

– ofrecer mejores precios, gracias a la reducción del riesgo

– acceder a mercados internacionales con el mismo coste que en el nacional

– dar a conocer tu proyecto

– producir de forma más sostenible, pues se produce lo que realmente se va a vender.

¿Te animas a probar?

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

5 Respuestas a

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos