Moda responsable, pero ¿quién ha de ser el responsable?

BLOG DE MODA SOSTENIBLE, WIN: EMPRESA SOSTENIBLE DE MODA
portada 2º post Mikel Feijoo 870x

Por Mikel Feijoo Elzo, Fundador y Presidente de Skunkfunk.

Imagen de portada: De Skunkfunk.

Se habla de moda sostenible de manera más general, haciendo referencia a un modelo económico, social y medioambiental que se pueda sostener en el tiempo y espacio del que disponemos. También de moda ética, apelando a la moralidad de una forma de hacer las cosas dentro de unos valores, donde no todo vale para la consecución de un beneficio.

También de moda responsable, es aquí donde se apela a la responsabilidad a la hora de hacer las cosas. Pero, en la moda responsable, ¿quién es el mayor responsable?

En el post anterior apuntaba una verdad que puede parecer exagerada pero que, si analizamos bien nuestro sistema, es una gran verdad. Más poder tiene la decisión de dónde pones tu dinero, que la elección de lo que votas, si estas dentro de la media del 60% de la población con derecho a voto que vota por supuesto.

image2

Fuente: penna.gr // Es importante plantearse qué hay detrás de las prendas que consumimos.

Y digo esto porque siempre se apunta con el dedo a las empresas a la hora de abordar quién es el responsable. Y las empresas sin duda tienen su responsabilidad en cómo hacen y qué hacen. Tienen muchos focos puestos en ellas y realmente deberían ser más: legislación estatal e internacional, hacienda, asociaciones de consumidores, prensa, redes sociales… pero las empresas son entidades que buscan el dinero del consumidor.

Éstas dirigen sus productos y servicios a satisfacer la demanda del consumidor. O sea, todos nosotros. Las empresas deben su existencia a demandas del mercado, de los consumidores.

Podremos discutir que esa demanda es generada desde fuera, los malvados de las empresas de publicidad, marketing y comunicación, pero ahí esta el discernimiento con toda la información disponible ahí fuera. No echemos balones fuera.

image3

Fuente: romania-insider.com // Se crea en el comprador un deseo innecesario de gastar y se hace del consumo consumismo.

Quiero poner en valor la decisión de compra del consumidor y su responsabilidad. Si no hubiera millones de consumidores yendo como locos a comprar ropa de coste casi cero, para ellos por supuesto y no para el resto de la cadena de valor, los Primark, H&M de turno no existirían. Así de claro.

Hemos desvalorizado un bien preciado como la ropa. Algo que siempre había tenido un precio y un coste relativamente alto y que grandes empresas logísticas y de retail han abaratado y lo han convertido en un producto de usar y tirar.

No, no hablamos de papel compostable, sino de millones de prendas con muchos componentes químicos y fibras no biodegradables que nos están generando un enorme problema medioambiental. Y con unos costes que están causando esclavitud social y económica en los países productores. La primera responsabilidad de esto es del consumidor que piensa que es normal, y a día de hoy, un derecho tener una camiseta de algodón nueva por menos de cinco euros.

image4

Fuente: cordaid.org // “Small change, big difference” Brillante Campaña de Cordaid People in Need año 2007

Debería añadir que la responsabilidad no acaba solo planteándonos “a quién le damos negocio” con nuestro poder de compra, sino también está en “qué hacemos con esa compra”. Se dice que el 60% del impacto medioambiental de una prenda está en manos del consumidor, cómo la lavas, cómo la cuidas, cuanto te la pones. Un día leí que en los EEUU la mayor parte del armario de una adolescente no tiene mas de seis usos por pieza. Increíble.

Un señor bajito de la India decía que hemos de ser parte del cambio que queremos ver. El día en que no compremos comida basura que se prepara a golpe de microondas o fruta que parece y sabe artificial, cambiará la industria agroalimentaria, la agricultura y sus empresas, si no es ya demasiado tarde.

El día en que compremos la ropa como lo que es, un artículo de lujo y la pongamos en valor y la cuidemos como tal, cambiará la industria de la moda y sus empresas.

image5

Skunkfunk // Debemos ser conscientes de lo que compramos y comprar con responsabilidad.

La palanca de este cambio la tiene nuestra decisión de compra como consumidores… responsables.

* Todas las imágenes de éste artículo han sido cedidas por Skunkfunk.

– Las ideas y opiniones de este post pertenecen a su autor/a. Slow Fashion Next no se responsabiliza de los contenidos-

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

1 respuesta

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos