¡Moda Circular antes de que sea demasiado tarde!

BLOG DE MODA SOSTENIBLE, SOBRE NOSOTROS, WIN: EMPRESA SOSTENIBLE DE MODA
Portada post Economia Circular Alice agosto´16

Por Alice B. Schuch, colaboradora de Slow Fashion Next y profesora de nuestro curso online “Economía Circular y Nuevos Negocios de Moda“.

Foto Portada: Proyecto de Upcycle de Alice Beyer Schuch para ES-Fashion.net

Debemos pensar en moda sostenible y economía circular antes que sea demasiado tarde. Veremos por qué.

Por definición, tenemos “moda”, el uso pasajero que regula, según el gusto del momento, la forma de vestir … A este término, agregamos “sostenible”, algo que se puede sostener, que es capaz de conservarse y mantenerse. Dos conceptos contradictorios, uno de transición y otro continuo, pero definitivamente deben ir de la mano. La matemática es simple …

La industria de la moda es un gigante evaluado en 3 billones de dólares que emplea cerca de 60 millones de personas y también es una de las industrias más contaminantes del planeta. Producimos casi 90 millones de toneladas de tejidos al año, y para eso, terminamos con nuestras reservas de agua, contaminamos nuestros ríos con los pesticidas y productos químicos más tóxicos existentes, destruidos suelos y bosques, utilizamos altos niveles de energía, polucionamos el aire que respiramos, y explotamos irresponsablemente vidas.

Sabemos cómo de (des)glamorosa puede ser la moda … Estamos consumiendo nuestros recursos naturales y sociales ante nuestros ojos. Y si tenemos la intención de continuar nuestro camino, tenemos que incorporar la sostenibilidad en nuestros planes de acción.

Foto 1_ Proyecto de Upcycle de Alice Beyer Schuch para ES-Fashion

Proyecto de Upcycle de Alice Beyer Schuch para ES-Fashion.net

Después de todo, somos más de 7 mil millones de personas en la Tierra, ¡y las previsiones apuntan a más de 9 mil millones para el año 2050!

Definitivamente, si seguimos así, tendremos que cambiarnos a otro Planeta!

Los expertos estiman que en el año 2030 consumiremos un 40% más de agua (¿de dónde? me pregunto), y necesitaremos 200 millones de hectáreas adicionales para la siembra de alimentos. Además de eso, a menos que decidamos adoptar “el desnudo” como el nuevo código de vestimenta, necesitaremos más ropa – una demanda adicional de unos 15 millones de toneladas únicamente en fibras naturales. Y sabiendo que la moda es una de las industrias existentes más dependientes de los recursos naturales, ¿cómo proceder de esta manera?

El consumo de la moda se ha duplicado en los últimos 30 años. Producimos anualmente cerca de 80 mil millones de prendas, que llegan a las tiendas semanalmente. ¡Las compramos, las valoramos de menos, las tiramos! ¿La prueba? En 2014 en Hong Kong tiraron 110.000 toneladas de textiles – algo así como tirar a la basura cerca de 1.400 camisetas por minuto. En los Estados Unidos, los consumidores actuales compran dos veces más que hace 20 años – en 2007 se compró una prenda a cada 4 o 5 días. En el mismo año, en Europa, se vendieron 3 pantalones vaqueros por segundo.

¿Lo peor de todo? Nuestra debilidad se ha convertido en el principal comercio de divisas. ¿Por qué? si de hecho a menudo no llegamos a utilizar lo que compramos! ¿Cuántos pantalones vaqueros tienes tú en el armario? ¿Cuántos de ellos te pones con regularidad?

En Alemania, un estudio mostró que el 40% de lo que tienes en el armario es raramente (o nunca) utilizado.

¡Tenemos que pensar, con urgencia, en circularizar la moda!. Pensar en nuevas perspectivas en diseño y negocios, donde moda sostenible y economía circular se unen.

Debemos desarrollar acciones sobre líneas guías que objetivan el modo circular, pensar en el fin del ciclo de un producto antes de crearlo. Pero no sólo eso …. no restrinjamos nuestra idea de la economía circular sólo al reciclaje de materiales. Hay otros bucles, otros sectores que pertenecen al tema. La moda circular repiensa textiles, procesos, formas de consumo, diseño e incluso los modelos de negocio que preservan el capital natural, prolongan la vida útil de los productos, capturan el máximo valor de los productos y estructuras ya existentes, y eliminan el concepto de residuos, desperdicio y descarte.

Y hablando de descarte… A nivel mundial, se estima que 400 millones de metros cuadrados de tela se producen cada año, de los cuales, más de 60 millones de metros cuadrados se dejan en la sala de montaje/corte – ¡material suficiente para cubrir la Bélgica dos veces! Por otra parte, de los 80 mil millones de prendas producidas anualmente, se estima que sólo el 20% está destinado para el reciclaje de todo el mundo. ¿Y el restante?

Foto 2_Cadena de Moda Circular, por Alice Beyer Schuch

Cadena de Moda Circular, por Alice Beyer Schuch

¿Será que no hay ningún valor en todo eso que descartamos? ¿O debemos estar a merced de la escasez de recursos primarios y la volatilidad de sus precios? ¿Será que no hay espacio para el desarrollo de nuevos sistemas, o nuevas ideas, o desmaterialización? ¿Podemos pensar en otras formas de ofrecer nuestros productos? ¿No hay nuevas alternativas a esta inmensa necesidad de consumo?

Con tantos cambios en el camino, ¿no es importante pensar qué se puede hacer ahora, antes de que sea demasiado tarde? La moda sostenible y circular no es una tendencia, es la alternativa para los problemas actuales, que debe ser aplicada urgentemente en el caso de que queramos seguir adelante.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”  (Albert Einstein)

* En el curso “Economía Circular y Nuevos Negocios en Moda” en Slow Fashion Next que imparto, se ofrecen herramientas prácticas para aplicarlas a tu proyecto circular y comenzamos una nueva edición del curso el  lunes 03 de julio de 2017. Check it out!

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

3 Respuestas a

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos