Mejora el planeta comprando con cabeza y mejorando tu estilo personal

 

“Consumo Responsable y Estilo Personal”

Todas sentimos una cierta presión sobre nuestro aspecto físico. Queremos sentirnos guapas y miramos las revistas de moda con  ojillos de “¡jo, cómo me gustaría ser o vestirme como tal “it”, tal famosilla y tal otra!”. Con ese sentimiento te vas al trabajo y en el ratito del  mediodía te bajas a la tienda de moda de la esquina que, casualidades de la vida, es una gran cadena y como por azar encuentras el vestidito casi igual, ese tan mono que lucía en la revista aquella celebrity de la semana pasada.

Las grandes cadenas son especialistas en las similitudes con las marcas. Y son especialistas del “just in time”, es decir de que encuentres justo en la tienda lo que acabas de ver en las revistas, sin tener en cuenta nada más que vender las miles de cantidades de unidades. No importan ni los recursos utilizados, ni las condiciones de las personas que van a fabricar esas prendas, ni las emisiones de CO2 de los viajes.

Como el vestidito se parece al que has visto en la revista, lo compras con ansiedad. Lo usas una, dos veces. ¡Qué más da que te tire de aquí, te apriete allá o no te favorezca, porque a tu silueta le van otras cosas! A los dos lavados tu vestido está torcido, lleno de bolitas, las costuras al bies y como ya has visto en la nueva revista de este mes otro modelito, con lo poco que te ha costado este y lo poco que te costará el próximo ¿quién se plantea guardarlo?

¿Te ves reflejada, aunque solo sea un poquito en esta imagen? Es un poco exagerado pero consciente o inconscientemente funcionamos de una manera similar. ¿Te has parado a pensar alguna vez la cantidad de materia, agua, químicos y energía que se necesitan para producir ese vestido que tan alegremente compramos? ¿Quién lo ha confeccionado y en qué condiciones? ¿Dónde terminan la mayor parte de las prendas una vez salen de nuestro armario?

Desde Slow Fashion Spain creemos que nos sentiremos mucho mejor y más guapas si aprendemos a hacer el camino a la inversa, es decir, empezar a mirarnos más a nosotras y menos las revistas o a las celebritiesSi conocemos lo que nos sienta bien y lo que no, si disfrutamos de lo que nos gusta y aprendemos a desarrollar un estilo propio consumiremos menos recursos. Hoy vamos a ir directamente a nuestro armario y ver lo que hay allí ¡si aún queda sitio para ver algo! y si queda poco espacio, es el momento de hacer limpieza:

Saca todo lo que haya dentro y ponlo en 3 montones:

  • Ropa que hace más de un año que no te pones. Esta ropa tendría que desaparecer de tu armario porque ya no tiene nada que ver contigo y no te sirve. Puedes pensar en darla a amigas o familiares que sí se la pondrían (podría ser un motivo para una fiesta) o bien donarla a ONGs y empresas de reciclaje textil.
  • Ropa con manchas o que le falte algún botón o necesite ser reparada.
  • Ropa que uses y que esté preparada para su uso.

Una vez desechado todo lo que no uses y no te sirve, haz conjuntos con las prendas que quedan; prueba a hacer diferentes combinaciones y si para algún conjunto te falta una prenda, anótalo en una lista. En este paso se incluyen los complementos y zapatos. Esta lista son tus necesidades prácticas.

Puedes aprovechar para organizar bien tu armario:

  • comprar perchas multiusos
  • colocar los calcetines en cestos con compartimentos
  • ordenar por conjuntos, tipos de prendas, colores, o como más útil te resulte

Para indagar más y aplicar incluso el minimalismo en tu manera de vestir visita elProyecto 333 de la especialista en minimalismo Valedeoro y lee su ebook sobre el armario minimalista.

Por otro lado te animo a tener un “armario proporcional”, es decir un armario proporcional a tus necesidades del día a día. Esto quiere decir, que si el 60% de tu tiempo estás en el trabajo, el 35% lo dedicas al ocio y el 5%, en fiestas, así debería ser la composición de tu armario. Vale, sí, es cierto que aunque a las fiestas le dedicas menos tiempo te gusta cambiarte para verte guapa ¿verdad? ¿Has pensado en la opción del alquiler? Aquí hay dos propuestas para ser siempre la más mona de la fiesta sin acumular: 23 de mikloset y 24fab.com

Gema Gómez, Fundadora de Slow Fashion Spain

Ilustración: Ana Lage

Post publicado en el blog @alterconsumismo de elpaís.com

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

5 Respuestas a
  1. Avatar
    Clara

    Hola!
    He descubierto vuestra propuesta recientemente y estoy esperando el directorio que vais a sacar para “pasarme” a la moda ética y sostenible. ¡Enhorabuena por vuestra labor! Estoy difundiendo vuestra información entre mis contactos.

    Os escribo para preguntaros vuestra opinión sobre la campaña que ha sacado de HyM “Conscious-Moda sostenible”. ¿Tenéis más información? ¿Qué os parece? ¿Es fiable o hay algún tipo de engaño?

    Un saludo y ánimo!!

    Clara

    1. Avatar

      Hola Clara,

      Muchas gracias por tu mensaje! nosotros apoyamos sobre todo las iniciativas de los diseñadores emergentes porque son los que vemos que más comprometidos están realmente con temas de sostenibilidad. Los modelos de negocio de grandes marcas son tremendamente dependientes del consumo, y esto, entre otras cosas, es contrario a los criterios fundamentales de sostenibilidad.

      Por eso preferimos apoyar a los diseñadores emergentes que podréis ver en breve en slowfashionnext.com

      Muchas gracias por tu interés,
      Gema

  2. Avatar

    ¡Qué fantástico el artículo!
    Te felicito por el proyecto que llevas a cabo. Te he descubierto ahora. Y no se cómo pero quiero colaborar con él.
    Ya desde hace tiempo vengo necesitando conocer gente tan implicada con el consumo responsable y la filosofía de la ecología en general.
    Un abrazo. Julia

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos