Las mujeres de hoy ya no renunciamos a nada

Todo se mueve muy rápido y continuamente buscamos clasificar y nombrar las tendencias. Se habla de una nueva generación de mujeres que se está etiquetando con el nombre de millennials. Dicen que son las mujeres nacidas a partir del año 80.

Yo no estoy muy de acuerdo, creo que existe un movimiento masivo hacia la conciencia que internet a acelerado y que no tiene edad ni sexo. Aunque yo estoy aquí para hablar de mujeres.

Entiendo que la forma de expresar la feminidad está cambiando. Venimos de una historia de represión, y para buscar libertad las mujeres de la anterior generación entraron en la vida pública y laboral bajo reglas de juego hechas para hombres. Para ello hicieron grandes renuncias en lo personal y familiar.

Ahora, la nueva generación de mujeres criadas con mas libertad, con estudios, con una vida laboral rica y llena de posibilidades, estamos dando un paso mas allá. Queremos mucho mas!

– Sabemos que es posible ser femenina y feminista a la vezqueremos realizarnos creativa y laboralmente pero no estamos dispuestas a renunciar a vivir la maternidad de una forma màs plena, màs natural y màs apegada a nuestros hijos. Nos conocemos, hemos conectado con nuestros dolores de la infancia y sabemos el incalculable bien que puede hacer a un bebé la presencia de su madre

– No nos creemos las historias de envidia y competitividad entre mujeres, tenemos grupos de whatsapp de amigas, de comadres, y buscamos excusas para reunirnos. Amamos a los hombres y son nuestros compañeros pero sabemos que necesitamos juntarnos con mujeres para sentir ese hilo invisible que nos une, que nos fortalece y nos recarga para continuar. Conocemos la magia que surge de la empatía entre mujeres y nos gusta sentir la corriente de oxitocina que se desata, (la hormona del cuidado y del amor) y que lubrica el tejido social porque volvemos a casa con más alegría y más  paciencia. 

gansossalvajes1

– Ya no estamos tan apegadas a tener, y dedicamos nuestros recursos a ser, a crecer, a experimentar, a aprender, a conocernos.

– Somos muchas las que hemos podido conectar con nuestra energía femenina y nos gusta la moda, la belleza y el glamour, sabemos que es algo muy cercano a nuestra naturaleza y por eso nos gusta estar cerca de ella. 
– La naturaleza nos inspira y nos conecta aunque seamos urbanas y aprovechemos las posibilidades que nos ofrecen las ciudades. 

– Estamos informadas, hemos viajado, conocernos las injusticias del mundo y la situación del planeta, por eso buscamos alternativas sostenibles para estar guapas y para rodearnos de belleza. 

– Tenemos una vida virtual rica y sabemos aprovechar los recursos que nos brinda internet, pero hemos vuelto a hacer cosas con nuestras manos: desde restaurar un mueble hasta pintar un cuadro. Trabajar sólo con la mente se nos queda corto.

– Revaloramos lo doméstico y lo ancestralmente femenino, no nos da vergüenza coser o tejer, y aunque ha perdido reconocimiento y valor social, nos hace cosquillas en los genes, nos reconecta con actividades ancestrales. 

– Nos gusta cuidarnos, hacer deporte, desintoxicarnos para estar sanas guapas, pero no a costa de llenar de tóxicos nuestro cuerpo y el planeta. Nos queremos y no estamos dispuestas a hacernos daño con dietas insanas o productos adelgazantesConocemos la importancia del cuidado y lo ejercemos para sentirnos mejor, no solo para satisfacer las exigencias del exterior.

– Nos importa nuestra imagen pero ya no corremos tras un estereotipo inalcanzable, sacamos partido de quienes somos respetando nuestra individualidad, celebrando la diferencia. Queremos ser la mejor versión de nosotras mismas y nunca una copia hecha a base de cirugía y sacrificio. Aceptamos el paso de los años y las arrugas o las canas no son un drama sino un símbolo de experiencia y sabiduría.

– Nos gustan las comodidades y no renunciamos al progreso pero sabemos distinguir bien entre avance y retroceso, tenemos más claro cual es el precio que pagan otras personas, el planeta o nuestra propia salud y la de los nuestros, por eso miramos hacia lo natural, hacia lo ecológico, hacia la autoregulación. Nos gusta màs un herbolario que una farmacia, aunque las usamos cuando es necesario.

Muchas no encajamos todo esto a la vez en nuestra vida, vamos por épocas o por rachas, nos cansamos buscando la forma de integrar todos estos aspectos en un mundo que nos exige mucho y en la complejidad de la vida. A veces remamos en circulo y nos olvidamos, a veces necesitamos pedir ayuda para volver al equilibrio.

Pero ya sabemos lo que queremos no renunciamos a experimentar otra forma de ser mujer. Una feminidad construida con lo bueno de nuestras madres, lo bueno de nuestras abuelas y lo mejor del tiempo que nos ha tocado vivir.

Para este tipo de mujer y para todos los tipos de mujeres nació Gansos Salvajes Magazine, un espacio de encuentro, de crecimiento donde no se nos dice cómo tenemos que ser. Una publicación que respeta la imagen y la inteligencia de las mujeres. Y cuyo objetivo es que cualquiera se sienta bien entre sus páginas, sin exigencias, ni imágenes que te interrogan. Con un editorial de moda sostenible cuyas modelos son de tallas y edades variadas sin photoshop e igualmente preciosas!

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

1 respuesta
  1. Avatar
    Ali

    Hola! Estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dices, creo que con la mayoría, pero no estoy de acuerdo con los temas relacionados con lo “femenino”. Yo creo, y no deja de ser mi opinión, que tenemos que tender a ser mejores personas no mejores mujeres, y a superar los estereotipos y roles de género que tanto nos pesan a mujeres y hombres desde hace tantos años. Mujeres y hombres somos personas, seres humanos, con sentimientos y emociones, con capacidades y limitaciones, esencialmente iguales aunque, como todas las personas entre sí, también distintos. Confío en que poco a poco se vayan superando los prejuicios, los estereotipos y los encasillamientos que los roles de género nos imponen.
    Seamos personas, seamos libres, seamos iguales y felices.

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos