La industria de la confección alimenta el trabajo infantil en Bangladesh

Por el equipo Slow Fashion Next

Imagen de Portada: Un grupo de niños trabajando en Bangladesh. Imagen vía Fundación Educo

En el siguiente artículo, escrito el pasado mes de diciembre de 2016, su autora Caletha Crawford, expone la preocupación del trabajo infantil en Bangladesh a partir de un nuevo informe de Overseas Development Institute.

Los niños están pagando el precio más alto por la carrera de nuestra industria para asegurar los bajos costos de mano de obra.

Según un nuevo informe de Overseas Development Institute, de un grupo de expertos en desarrollo internacional y cuestiones humanitarias, el 15% de los niños de 6 a 14 años en la capital de Bangladesh pasó los días en el trabajo en lugar de ir a la escuela. El grupo encuestó a 4.500 niños y a sus padres para la publicación titulada “El trabajo infantil y la educación: una encuesta en los suburbios de Dhaka”.

Y la peor noticia fue dedicada a la industria de la confección. De las personas que fabrican prendas de vestir, el estudio encontró que dos tercios de los trabajadores menores de edad eran niñas. Y que pasaron más de 60 horas a la semana trabajando. Algo muy por encima del límite legal de 42 del país.

Manos de un trabajador de Bangladesh. Imagen vía Eluniversal.com

Los niños son particularmente vulnerables porque a menudo no tienen contratos de trabajo y entre sus roles se encuentra la costura.

Casi todos los niños que trabaja están involucrados en, lo que tantos convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y legislaciones nacionales categorizarían como trabajo infantil, con “trabajos peligrosos ocupando puestos con mucha responsabilidad”, dice el informe de la ODSI.

Desde el desastre de Rana Plaza en el que más de mil personas murieron, Bangladesh –y las marcas que allí producen – han intentado mejorar su reputación con un mayor enfoque en cuanto a inspecciones, pruebas, transparencia e infraestructura se refiere. El progreso hacia un cambio real ha sido lento, sin embargo, y según las organizaciones de derechos laborales, pintado demasiado rosa.

Para ayudar a remediar la situación del trabajo infantil en Dhaka y otros lugares, ODI presentó varios pasos. Uno de ellos: el gobierno debe ver la realidad de los números. Aunque Bangladesh intente rastrear las estadísticas relacionadas con el trabajo infantil, el grupo asegura que necesita coordinar los esfuerzos entre las agencias gubernamentales y realizar encuestas regulares sobre los barrios más bajos a través de los propios niños. También recomienda centrarse en la educación y en formas de aliviar los costos asociados con la escolarización.

Por último, el informe pide un refuerzo de la reglamentación y los esfuerzos de registro de nacimiento para la verificación efectiva de la edad.

Fuente del artículo: Sourcing Journal

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos