Kering hace pública su Memoria de Sostenibilidad, revelando progresos y puntos difíciles

BLOG DE MODA SOSTENIBLE, WIN: EMPRESA SOSTENIBLE DE MODA

Por Slow Fashion Next

¿Qué revelan las cadenas del suministro de lujo con respecto a la sostenibilidad?

LONDRES, Reino Unido – Hoy, el grupo francés Kering informará públicamente de sus resultados vis-à-vis de los objetivos de sostenibilidad establecidos voluntariamente en 2012 para reducir el impacto ambiental y social negativo del grupo, que abarca áreas que incluyen las emisiones de CO2, productos químicos peligrosos y la forma en que la compañía se abastece de oro, cuero y pieles preciosas.

El informe revela un panorama mixto de los puntos de progreso y los más difíciles. La empresa sólo ha alcanzado el 15 por ciento de su objetivo de abastecerse el 100% del oro de fuentes responsables verificados, por ejemplo, pero ha conseguido el 99% de su objetivo de hacer que sus colecciones libres de PVC para el año 2016. A través de sus cadenas de suministro, la empresa también ha logrado reducir las emisiones de carbono en un 11%, disminuir su producción de residuos en un 16% y reducir su consumo de agua en un 19% desde 2012 , por debajo de sus objetivos declarados para recortar los tres un 25%.

“Realmente hemos hecho grandes cambios”, Marie – Claire Daveu, Directora de Sostenibilidad y Jefa de Asuntos Institucionales Internacionales de Kering, dijo a BoF. Daveu, ingeniera de formación y una ex-alto funcionaria en el Ministerio de Ecología, se unió Kering en 2012. ” Si queremos cambiar el paradigma, la clave para cambiar es no sólo compartir nuestros éxitos, sino compartir por qué y dónde tenemos dificultades para hacer frente “, continuó.

Kering, que posee una serie de marcas de moda de lujo como Gucci, Yves Saint Laurent, Bottega Veneta y Stella McCartney, ha recibido el reconocimiento por parte de terceros sobre sus esfuerzos en sostenibilidad, incluyendo el Índice 2015 de Dow Jones Sustainability y RobecoSAM, una compañía de inversiones globales que presta especial atención a la sostenibilidad.

Es la primera vez que un grupo de lujo presenta un informe público de este tamaño sobre el impacto ambiental y social de su cadena de suministro (los informes de Kering sobre “Profit and Loss account” y Análisis de su impacto ambiental, también se han puesto a disposición del público). Como tal, proporciona una visión poco común sobre el impacto social y ambiental de la cadena de suministro que un grupo de lujo puede tener en el mundo, y por qué la reducción que el impacto es más difícil en algunas áreas que en otras.

Materias primas

La producción de materias primas representa el 50% del impacto medioambiental global de Kering, mientras que su procesamiento significa un 25% adicional.

El informe de kering demuestra la escala variable de los retos dentro de las materias primas. En algunas áreas, el progreso ha sido rápido: el grupo alcanzado el 99% de su objetivo de tener productos libres de PVC para el año 2016, mientras que el 81% de papel y envases de Kering es ahora de bosques certificados gestionados de manera sostenible, con un mínimo de 50% de contenido reciclado. “La certificación está ya bastante avanzada. Es sencillo para una empresa comprar papel y envases de fuentes certificadas”, explica Daveu.

Otras áreas presentan desafíos mayores: en contra de su objetivo de abastecerse el 100% de oro a partir de fuentes verificadas que no dañen los ecosistemas, la fauna o comunidades para el año 2016, el grupo alcanzó sólo el 15% de su objetivo.

Kering alcanzó sólo el 64% de su objetivo de alcanzar el 100% de su cuero de fuentes responsables y verificadas que no den lugar a convertir ecosistemas sensibles en tierras agrícolas (dentro de esto, la piel de vacuno de lujo, que se obtiene principalmente en Europa, y por tanto sujeta a las regulaciones de la UE, ha alcanzado el 91%). Kering también ha intentado conseguir sus pieles de cocodrilo y pieles preciosas de cría en cautividad verificadas o gestionadas de manera sostenible en las poblaciones silvestres para el año 2016: se ha alcanzado el 91% de su meta en la piel de cocodrilo, el 78% para la piel de oveja y el 41% para las pieles preciosas. Mientras que el comercio de cocodrilos ha conseguido estándares ecológicos durante las últimas tres décadas, todavía hay “muy pocas fuentes que son lo suficientemente transparentes y adaptadas a sus estándares” para las pieles preciosas, según el informe.

De hecho, algunos de los objetivos de sostenibilidad -por ejemplo, el cambio a envases reciclados- pueden ser abordados “dentro de las marcas, en el interior de las propias empresas”, explicó Daveu, mientras que el oro o el abastecimiento de pieles preciosas, que se producen en los mercados emergentes con menos regulación de la industria de Europa, requieren de la colaboración de otros agentes. “Es necesario reunirse con las ONG, con expertos, y con otras industrias”, continuó. En pieles, Kering ha creado la “Asociación de Conservación de la Pitón” con el Centro de Comercio Internacional y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza; en el abastecimiento del oro, estamos siendo asesorados por ONGs como Solidaridad.

Otra forma de abordar estos problemas es la integración vertical -siendo dueños de sus propias instalaciones, una empresa puede ejercer un mayor control sobre las normas de bienestar y ambientales implementadas allí. Como grupo, Kering tiene algunas ventajas en esta área, como tener su propia empresa de distribución y logística, ser propietaria de la curtiduría de pieles Blutonic en Toscana -donde se ha implementado una herramienta informática (IT) para rastrear el cuero desde la granja o desde su país de origen, y la curtición sin metales también desarrollada para los productos de Gucci-, igual que France Croco, una curtiduría francesa especializada en el cocodrilo y la curtiduría Caravel italiana, especializada en pieles preciosas.

Emisiones

En 2012, Kering se comprometió a reducir las emisiones de carbono, los residuos y el uso del agua a través de sus cadenas de suministro en un 25% para el año 2016. Hasta la fecha se ha reducido las emisiones en un 11%, 16% de residuos, y el agua un 19%, perdiendo los tres objetivos .

May3rd_B-500x298Mejora de la eficiencia de Kering | Fuente : Courtesy

El progreso en materia de residuos incluye una política de “sin caja”, que cambió su paquete de envío primario a bolsas reciclables; un nuevo proceso que convierte los recortes preconsumo de cuero de sus marcas de lujo en abono orgánico: desde 2013, las fábricas de Bottega Veneta que participan en el programa han generado casi 120 toneladas de recortes, reciclando las dos terceras partes de este. Kering también opera un programa en Gucci utilizando los recortes de cocodrilo para hacer zapatos: solo en 2013, 1.825 pares se hicieron de esta manera.

En el ahorro energético, el grupo ha lanzado luces LED en sus tiendas, instalado sistemas de monitoreo de energía en casi 500 de sus tiendas, y desde 2012, ha cuadruplicado la cantidad de energía renovable que compró, es decir, el 24,5% de la energía de Kering era renovable en 2015.

Sin embargo, de acuerdo con Daveu, para una empresa del tamaño de Kering, cero emisiones serían “físicamente imposible”. Mientras Kering ha zonificado en el lugar de su cadena de suministro tiene el mayor impacto -el 69% de sus emisiones en su cadena de suministro provienen de la producción de la materia prima- las “compensaciones” que quedan a su alcance son las zonas 1 y 2 de emisiones (que cubren las propias emisiones de Kering, pero no los de las actividades subcontratadas, tales como las emisiones de las fábricas que el grupo no posee), por lo que contribuye con fondos para proyectos ambientales proporcionales a su propio impacto ambiental, una alternativa a la reducción de emisiones. “Uno tiene que adaptarse a las mejores prácticas, y al final del día, si usted no es capaz de conseguir “cero emisiones”, creemos que es nuestra responsabilidad compensarlas así”, dijo Daveu.

Para los productos químicos peligrosos, Kering estableció un objetivo para el año 2020, en lugar de 2016 y no ha informado de lo cerca que está a la consecución de este objetivo. “Cuando se decidió en el año 2012, éramos muy conscientes de que necesitaríamos análisis, investigación”, dijo Daveu, porque este objetivo requiere más tiempo. Mejores productos “químicos verdes” necesitan ser desarrollados aún, agregó, con el fin de eliminar los productos químicos peligrosos por completo y asegurarse de que el cambio de los productos químicos existentes actualmente sin por ello disminuir la calidad del nivel de lujo del producto. “Necesitamos más investigación para estar seguros de que al sustituirlos, tendremos la misma calidad, el mismo color, la misma sensación, el tacto”.

Impacto social

La parte final del informe de Kering es sobre su impacto social. El objetivo del sistema de Kering fue evaluar todos los proveedores clave al menos una vez cada dos años, y desde entonces la compañía ha realizado 6.000 auditorías a proveedores, que según la compañía, cubren la mayor parte de sus proveedores directos e indirectos. Los resultados de estas auditorías se ponen a disposición del público en el Documento de referencia anual de la compañía.

“Es un proceso continuo. Tienes que estar seguro primero de que se apliquen todas las normas en todo el mundo”, dijo Daveu, es el por qué de que los datos se presentan de manera diferente aquí que en otras áreas del informe. “Cuando se está hablando de auditorías, lo que se está comprobando es que nuestras peticiones son realmente aplicadas en las fábricas. Es otro tipo de KPI” .

“Cuando se ha vinculado con el aspecto social, no existe el riesgo cero”, añadió. “El trabajo más importante que se puede hacer con el proveedor es explicar por qué es clave para su futuro, no sólo para ser agradables a las peticiones de Kering, sino que es clave para su propio desarrollo también”.

Kering se negó a revelar el costo financiero total de sus programas de sostenibilidad y si estas iniciativas eran buenas para sus líneas de fondo. Sin embargo, algunos datos en el informe -por ejemplo, en 2015, Gucci destinarán 2,4 millones de Euros para reemplazar las luces en las tiendas con LED de bajo consumo- sugieren que la suma total dedicada a estas actividades es significativa.

“No tengo un número para decir, nuestro negocio está creciendo este tanto por ciento gracias a la sostenibilidad, no puedo decir eso. Pero, de nuevo, no lo hacemos por eso. Hacemos sostenibilidad porque creemos en ello y creemos que si queremos continuar nuestro negocio, no es una opción, es una necesidad”, dijo Daveu. En un informe publicado en 2015 con la consultora de negocios sin fines de lucro “Business for Social Responsibility”, Kering expuso cómo el cambio climático plantea una amenaza significativa para la obtención de materias primas como el cachemire y algodón, en las que se basa el grupo para hacer sus productos.

“Uno tiene que aceptar una manera diferente de recuperar la inversión, diferentes tipos de retornos. Es por eso que lo más importante es el compromiso de la alta dirección”, concluyó Daveu.

Artículo original en Business of Fashion.

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos