Industrializar mi tallaje, haciendo marca

BLOG DE MODA SOSTENIBLE, WIN: EMPRESA SOSTENIBLE DE MODA

A qué llamamos tallas industriales y cómo hacer el estudio para tu marca.

Por Penélope G. Fernández colaboradora de Slow Fashion Next.

Mucha gente piensa que la denominación de patrón industrial se refiere simplemente a la utilización de los mismos patrones en fábricas textiles y no en los pequeños talleres, … vamos a explicar un poco qué significan patrones industrializados.

Este tipo de patrones son los que corresponden a un rango de tallas que engloban unas mismas medidas corporales para cada talla, normalmente de contornos de cuerpo y teniendo en cuenta la altura.

Si ya has vendido en el mercado de alguna manera, con alguna colección o llevas un listado de las prendas que has hecho por encargo para tus clientes o amigos, habrás ido testando tus tallas en el mercado.

Piensa como cliente que también eres, (lo bueno de esta industria es que podemos ponernos fácilmente en lugar del cliente pues todos usamos ropa) y si no es cierto que conoces alguna marca de la que te encantan sus prendas, pero no te sientan bien, de tiro, de cadera, es decir, en tu talla todo encaja menos una zona que es más amplia o rara y al final, dejas de comprar en esa tienda por mucho que te guste su diseño.

Maniquíes moda mujer. Foto Pixabay

Entendemos por tanto la importancia del tallaje que viene dado en el patrón y su respectivo escalado de tallas. La industrialización del patrón está muy vinculada a la Tabla de Tallaje.

Si estás comenzando tu marca, está bien que tengas tu propia TABLA DE TALLAJE con las medidas, -sobre todo horizontales, es decir, contornos-, de cada talla pertenecientes a tu fabricación. Una marca que se precie tiene su propio tallaje testado dependiendo del tipo de vestuario y tejidos que utiliza habitualmente, es decir, de su estilo propio, hace una serie de tallas que le interese.

Por ejemplo, habrás visto marcas cuyo tallaje sea sencillamente: S, M, L y para de contar, esto es más cómodo para el patronista y la confección en serie, pero no es tan fácil que encaje con todos los cuerpos; este tallaje quizá es adecuado para prendas tipo monos sport, vestidos casual holgados, chaquetones sin entallar, etc.

Dependiendo de tu estilo también tendrás un rango de edad más concreto al que atender, esto te ayudará a decidir un poco el grupo de tallas, si haces ropa muy juvenil sabes que las 34, 36 o XS… no la puedes obviar, si tu público es más adulto, a partir de cierta edad, tienes que ir más al centro de la tabla y siempre- es mi opinión- ocuparte de las tallas grandes, ya sea joven o adulto. Si te dedicas a la moda infantil o de hombre sabes que juegas con otro tipo de cuerpos, por ejemplo, el tallaje infantil es mucho más amplio y cubre muchas tallas, ya que se suele separar la edad bebé de la edad niño/a y suele tallarse por meses de edad.

Es imposible realizar una tabla que contenga a toda la población y todos los tipos de cuerpos de un país. Es necesario abrir el marco para adaptarte, pero tampoco volverte loc@ por querer abarcar demasiado que tantas opciones te den problemas en tu fabricación.

Sé conciso en las medidas importantes, piensa también en las alturas, pero no te obsesiones.

Por ejemplo, hay Tablas de Medidas en las que la estatura no varía, sin embargo, hay otras en las que se va creciendo un poquito con respecto a la talla o cada dos tallas, o también está la opción de en cada talla, tener dos largos de prenda. Como ves aquí ya nos estamos metiendo en el maravilloso mundo del Escalado de patrones 😉

Yo te aconsejo hacer este estudio inicial y contrastarlo con tu tipo de prenda-producto y hacer una tormenta de ideas con tu patronista, contrastar, decidir y tomar una decisión y comenzar a realizar tu tabla personalizada. También que sea flexible, pues irás viendo variaciones y mejoras que debes tener en cuenta e ir actualizándola según la vayas comprobando en el tiempo y en los cuerpos.

Colocando tallas de escalado para crear la marcada de corte. Imagen de Penélope G. Fernández

 APUNTES PRÁCTICOS:

HAZ un estudio en internet, mira tiendas online similares a tu estilo y ve recopilando sus tablas de tallaje (que verás en cada prenda cuando vas a comprar y elegir la talla, abre el cuadro de tallas). Busca las que se identifiquen con tu estilo de prenda y público y piensa por qué han decidido esos tallajes y esos rangos de centímetros por talla. ¡Compara y utiliza la información, pero no copies!, muchas grandes marcas no tallan correctamente (en realidad lo sabemos y ya cogemos la talla que sabemos que somos en esa marca) …

Ten cuenta también que en cada país hay un tallaje, y si ya tienes la estructura o idea de vender fuera, ofrece en tu web o tienda una sencilla CONVERSIÓN DE TALLAS con la equivalencia en otros países.

“Cómo evolucione tu diseño puede evolucionar tu tallaje”.

*Recomendaciones: Nakamichi es docente en el  Bunka Fashion College de Tokio y  la autora de la Colección de libros “Pattern Magic” (La magia del patronaje), uno de los libros más vendidos y conocidos de patronaje. Efecto papiroflexia, pliegues, huecos, la imaginación de la autora convierte los patrones en diseños limpios y geométricamente perfectos. Podréis encontrar sus libros aquí.

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos