empresa feliz

Poner los precios de nuestra marca sostenible es algo más que mirar a la competencia o saltar la barrera emocional. Primero hay que saber como es el interior de la nuestra para saber su valor.

Por Cristina Bosque. CEO y diseñadora de Cris B

Hoy escribo mi tercer post para hablarte del precio como parte fundamental para una marca viable. En los dos anteriores artículos te hablé de todos los impuestos a tener en cuenta y un resumen de lo que debes saber para la contabilidad de “tu empresa”.

Has leído bien “tu empresa” y no tu emprendimiento, y ahora lo comprenderás. Soy Cristina de la marca Cris B. Mi marca comenzó a crecer y hacerse sólida en el momento en que comprendí que era una empresa. En ese momento me di cuenta que debía saber el precio correcto de mis bolsos para poder tener un sueldo, o mejor, para que Cris B tuviera un futuro.

Quiero que cuando acabes de leer este artículo te hayas dado cuenta que el precio de tu producto no son solo unos números. El precio es la suma de muchas partes de tu marca sostenible. El interior de tu marca, la calidad que quieras dar, los materiales y una larga lista de pequeños detalles construirán ese número clave.

Poner el precio es como una receta. La suma de todo lleva al éxito.  Imagen vía Pexels.

Crear una marca con futuro no es algo tan sencillo. No es coser en tu casa y vender en markets. Se puede empezar así, pero ¿podrás vivir de esa misma forma en el futuro?. Seguramente, la respuesta será, no. Deberás cambiar tu forma de producir, la red comercial, pagar impuestos y entonces, verás que tu precio no era el correcto.

Yo comencé sola pero me he tenido que ir formando, sobre todo en la creación del modelo de negocio para mi marca. Alguna formación la hice con los cursos de Slow Fashion Next , en ellos puedes encontrar la forma de crecer como empresa. Lo principal es asentar las bases de tu negocio.

SABER LO QUE CUESTA TU EMPRESA

Ya has hecho el trabajo de crear un producto estupendo. Ahora es el momento de fijar el precio.

Te voy a decir una forma básica y sencilla de hacerlo.

Primero tienes que recopilar y sumar todos los gastos de tu empresa. Seguro que has oído hablar de los gastos fijos y variables. Ellos son la suma de lo que te cuesta tu empresa.

Prepara tu mejor dosis de sinceridad y no te dejes nada. Yo siempre me asusto cuando veo la lista de gastos, pero se que de ellos dependen mis precios. ¡Es mejor no autoengañarse! Los números nunca mienten.

Tu marca es una maquinaría que debes entender. Imagen vía Pixabay.
GASTOS FIJOS

Los gastos fijos son aquellos que se relacionan con el volumen de tu producción. Por ejemplo, el que necesitas para arrancar.

Si es una marca de moda serían:

• Todas las compras de materias primas necesarias para la fabricación. Telas, cremalleras, botones, hilos. Y además, el embalaje, etiquetas, bolsas. Todo lo que has necesitado para ponerlo en la calle.

Servicios subcontratados, si has externalizado alguno. Taller de confección, patronaje, corte, diseño.

Gastos de transporte. Te aconsejo sumarlos porque al final es un dinerito que has gastado. Por ejemplo, el del envío de las materias primas, o los envíos al taller. Yo lo tengo fuera de mi ciudad y tengo que calcular un coste importante para enviar las telas y luego recoger los bolsos. Si vas tú, también tendrás que meter el gasto de la gasolina, tren o como te muevas.

Si tu negocio también es online, tienes que tener identificadas las comisiones del datáfono, PayPal, otra pasarela de pago o la plataforma de tu tienda.

• Importante tener en cuenta los descuentos y promociones. Es difícil calcularlo porque no sabes lo que vas a vender en ese periodo. Pero una pequeña estimación viene muy bien, porque lo que dejes de ganar es considerado como gasto.

Recopila todos los ingredientes para saber tu lista de gastos. Imagen de Rawpixel.com vía Pexels.
GASTOS VARIABLES

Son los que no son aplicables directamente a la producción, pero son necesarios para que tu marca funcione. Tienes que tener cuidado, porque habrá mensuales, trimestrales o anuales.

Esta es la última lista y verás que fácil. Apunta.

• Autónomos, el contrato de móvil, gastos de asesoría y contabilidad. En general, cualquier profesional que sea habitual si es que lo tienes contratado: Servicios de marketing, publicidad, servicios bancarios, prestamos.

• Si tienes un local puedes incorporar el seguro, agua, luz, alquiler, IBI, tasas del ayuntamiento.

• Tu sueldo y el de tus trabajadores. Pero ten en cuenta que luego en contabilidad tu sueldo no te lo podrás deducir (pero esto es otro tema)

En este apartado de gastos variables debes incluir las amortizaciones de préstamos e inversiones, pero solo la parte que le corresponda en función de los años que supongas que puede durar.

Es importante saber la diferenciación de los gastos. Como ves hay algunos que no se aplican directamente. Yo he hecho formaciones para comprender este tema. Al menos en mi comunidad autónoma hay líneas de ayuda a emprendedores y te enseñan. Seguro que en tu zona también hay mucha información que te ayudará.

¿CÓMO SACO EL PRECIO?

Seguro que has oído hablar del escandallo. Es una herramienta con la que se puede determinar el coste unitario de producción teniendo en cuenta la materia prima que interviene en su elaboración, pero también, y muy importante los gastos fijos y variables que te he explicado antes.

El precio de tu producto será la suma de ese escandallo más los gastos fijos y variables aplicados.

Pero por hoy es suficiente con tantos números.

Te propongo que reúnas estos datos y en el próximo post te enseño a crear tus precios sobre estos datos.

Además, te contaré unos trucos para que no caigas en errores que se cometen al definir los precios de nuestra marca.

Apúntate a la newsletter de Slow Fashion Next para recibir el próximo y además más información útil como esta que te ayudará a que tu emprendimiento sea una empresa.

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos