¿Fibras forestales gallegas?

ACTUALIDAD/EVENTOS, BLOG DE MODA SOSTENIBLE, ECO: MATERIAS Y TEJIDOS SOSTENIBLES, INNOVACIÓN SOSTENIBLE
Foto de Daniel Gormly en Pexels

Desmontamos las bondades que nos hacen creer acerca de las plantaciones de eucalipto y defendemos por qué no todo lo verde es eco.

Por el Equipo Slow Fashion Next.

Portada: Foto de Daniel Gormly en Pexels.

Contexto

Si nos sigues desde hace un tiempo, sabrás que hay una necesidad evidente en la industria textil de procesos circulares que primen la calidad y la reciclabilidad de las prendas.

Actualmente se están barajando numerosas alternativas a la producción tradicional de fibras, siendo una de ellas las fibras de base de madera como el lyocell, que se consideran una alternativa muy interesante a tener en cuenta, utilizada por numerosas marcas de moda rápida de cuyas prendas cuelgan etiquetas como eco-friendly o sostenible.

Tras leer estas líneas quizás te estés preguntando, ¿y qué tiene eso de malo? Aquí es donde entran en juego las masivas plantaciones de eucalipto que desde hace ya un tiempo están acabando con la diversidad en la zona de Galicia, pasando de ser un bosque autóctono a un cultivo de árboles destinados a la explotación por parte de la industria papelera. Este suceso ha dado lugar al concepto de desierto verde, acuñado por científicos y que se utiliza para describir lo que sucede detrás de la aparente normalidad de un monocultivo forestal.

 

¿Qué puede pasar a partir de ahora?

Principalmente, se trata de un proyecto del grupo portugués Altri consistente en crear el mayor complejo ecoindustrial de Europa en Palas de Rei, especializado en la fabricación de fibra textil a partir de madera de eucalipto, conocida como lyocell.

Es una inversión de cientos de millones de euros, y se estima que comenzaría a fabricar en 2025 unas 200.000 toneladas anuales de fibras textiles, y crearía 2.500 puestos de trabajo, aunque numerosos medios han desmentido esta cifra tan alta.

Se eligió esta particular ubicación dada la disponibilidad de agua dulce en sus inmediaciones, además de una orografía y ordenamiento jurídico favorable y disponibilidad de la materia prima.

Este proyecto ha generado reticencias en colectivos ecologistas, que se cuestionan el potencial impacto nocivo en el medio ambiente de esta explotación de recursos desmedida.

 

Foto de Pat Whelen en PexelsFoto de Pat Whelen en Pexels

 

¿Qué tipos de impactos medioambientales tienen este tipo de proyectos?

Según un informe redactado en 2018 por el Comité Científico de Flora y Fauna Silvestre del entonces Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, estos cultivos de eucaliptos son considerados un falso verde.

Los pájaros no anidan en sus ramas ya que lo consideran ajeno. No hay vida en estas plantaciones masivas en expansión por toda Galicia, y no parece que esta modalidad de cultivo artificial vaya a frenarse en el medio plazo.

Otros estragos que se están produciendo, según evidencias científicas, serían el empobrecimiento de las cadenas tróficas, pérdida de la biodiversidad y alteración de las propiedades bioquímicas del suelo.

A todo esto, habría que añadir además el aumento del riesgo de incendio en estas áreas, ya que las hojas de estos árboles son de difícil descomposición y no hay invertebrados autóctonos capaces de consumirlas. Esto empobrece las cadenas tróficas y el nitrógeno del suelo, y se han detectado aceites inflamables en la composición de estas hojas.

Tal es el revuelo que han causado estas plantaciones, que se ha comenzado a hablar de deseucaliptización, elegida palabra del año por el Portal das Palabras y reflejo de la creciente preocupación por la situación de los montes gallegos.

La organización ecologista Verdegaia ha creado las Brigadas Deseucaliptizadoras para combatir los problemas derivados de la deseucaliptización. Por su parte, otros colectivos ecologistas como la Asociación para a Defensa Ecolóxica da Galiza (ADEGA) y la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN) muestran su disconformidad a través de un documento avisando de nuevas plantaciones ilegales, detectadas con la actual moratoria que prohíbe cierto tipo de cultivos.

 

¿Te planteas utilizar lyocell?

Así que ya sabes, la próxima vez que te plantees utilizar lyocell en alguna de tus colecciones, piensa en este artículo y en las consecuencias ecológicas devastadoras que puede tener el cultivo de eucalipto cuando se cultiva fuera de su lugar de su origen que es Australia, además de otros impactos como por ejemplo la gran cantidad de energía que se necesita para su procesamiento, pero de esto te hablaremos en otro momento.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿En qué condiciones crees que deberíamos estar invirtiendo en comprar lyocell para nuestros productos? Déjanos tu comentario mas abajo, te escuchamos.

 

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos