Cuando la pasión reside en el lenguaje de las manos

Por Teresa García, Formadora y Consultora de Moda

La RAE define al lujo como “lo bello y lo extraordinario”, pero es cierto que escuchamos múltiples expresiones que lo definen como el  arte que nos apasiona y responde a nuestros deseos,  la energía que despierta nuestros sentidos, pero sobre todo es diseño, artesanía, tecnología y también sostenibilidad. Hace unos días hemos podido leer  en Wallpaper un artículo de Quick, donde hace referencia a que pocas cosas pueden sorprender tanto a un consumidor como el poder  escuchar al sector del Lujo hablando de responsabilidad social y de producción sostenible. Lo creamos o no, algo realmente grande se está moviendo para producir esos cambios que ya resultan ineludibles.

Desde Arnault de LVMH, hablando de la sostenibilidad como el valor y el capital intangible para el éxito futuro hasta el grupo Kering con Marie-Claire Daveu, exministra de ecología en Francia y ahora responsable de sostenibilidad del grupo, cuando  habla de la sostenibilidad como una obligación, algo esencial si se desea seguir estando  presente en el mercado. Comunicaciones recientes señalan como determinadas marcas del lujo han conseguido eliminar los metales pesados en el curtido de sus pieles, es el caso de Gucci.

Ya hemos oído mucho acerca del nuevo paradigma que configura un nuevo concepto del lujo, donde lo auténtico y la coherencia con el entorno son la máxima en estos momentos. No se me ocurre mejor idilio que el que mantiene Hermès con la artesanía desde siempre, el cual le ha valido el reconocimiento como la Maison más artesana del lujo francés.

Es una de las marcas con los precios más elevados, ha sido una de las que más ha crecido durante la crisis y ha incrementado las listas de espera para adquirir sus bolsos. Desde siempre ha creado sus bolsos artesanalmente, nunca ha deslocalizado su producción y siempre ha asegurado la trazabilidad de los materiales y la forma llevarlo a cabo, algo que   percibe el consumidor como un valor adicional de atributo de marca. Recientemente han tenido que campear una situación delicada,  las declaraciones de Jane Birkin, que tras emitir el comunicado a través de PETA,  solicita a la casa que retire el nombre de su icónico bolso Birkin tras 31 años de producción, hasta encontrar una alternativa a la masacre que sufren los cocodrilos para la fabricación de este modelo. La marca confirmó estar sorprendida igualmente de esas prácticas que afectan a los cocodrilos, un matiz que nos recuerda cómo una marca, independiente de su tamaño, debe conocer todos los pasos en su cadena de producción.

Con la mirada puesta siempre en los artesanos, la sexta generación de la marca mantiene que su principal fortaleza es el amor a la artesanía y la filosofía de mantenerla viva siempre. Los mètiers,  con su dominio del cuero y del textil son parte del éxito de Hermès. A esto último, se juntan el equilibrio entre la calidad y la creatividad, identificándose a sí mismos como artesanos creativos. Todo un magnífico despliegue de habilidades en la búsqueda de sus objetivos creativos, en la búsqueda permanente de la innovación y todo ello con una cultura de la excelencia muy arraigada.

hermes

                                               Les Ailes d’Hermès representa la magia del universo de Hermès

Una organización como Hermès, nutre intensamente, deja huella y un legado importante a los profesionales que hayan desarrollado su actividad en la maison. Es el caso de Beatriz Goizueta, que tras 30 años trabajando en comunicación y moda,  realiza producciones  para  Telva, Marie Claire, etc.., trabaja como  Figurinista de Cine, hasta que llega a Hermès, ávida de respirar la atmósfera de un destino tan inspirador, donde  permanece 15 años como directora de comunicación de Hermès Ibèrica. Tras la muerte de su mentor, Jean Louis Dumas, en 2008 decidió emprender un nuevo camino y lo hace esta vez con su proyecto,  Laibajan, (“Light by hands” / luz a través de las manos), en el que reúne el exquisito trabajo de artesanos de distintas partes del mundo a través de una plataforma on line.

El nombre del proyecto se inspira en el trabajo de los artesanos y su capacidad para transmitir esa luz, junto a la fuerza y la coherencia de crear objetos con las manos. Quince años en la casa dan para mucho,  ha estado muy cerca de los mejores artesanos del mundo y fue así como creció su pasión por el significado de este “maravilloso oficio”. Al dejar la maison francesa, decidió que quería ayudar a recuperar esos oficios y su forma de vida porque según sus palabras, es en esa coherencia donde reside la belleza de los objetos que crean.

Llegó el momento en el que necesitaba ser consciente de cada minuto de su vida y fue así como observó que el mundo de los artesanos, muy implicados en el respeto por el medio ambiente, la ecología y un profundo conocimiento de la materia, reunía los valores que ella perseguía .

IMG-20150901-WA0028-3

                                                        Beatriz Goizueta en su refugio asturiano

Con su iniciativa  de promover el trabajo de los artesanos desde la plataforma, ha sentido la inquietud de trabajar con las manos y ha desarrollado  una colección de bolsos joyas para Laibajan. Producto de su pasión por la artesanía y de la riqueza que le proporciona el trabajo hecho con las manos de una manera consciente, combina cuero ecológico junto a algunas ideas que rondaban ya por su cabeza desde hacía algún tiempo.

Siempre ha creído que el verdadero artesano, es aquel que teniendo habilidades con las manos, percibe la energía que fluye desde las manos hasta el objeto; aquel que sabe escuchar, observar y apreciar las diferentes texturas; aquel que tiene integrado el concepto de la ecología,  que vive cuidando la tierra porque sabe como nadie,  que  es  ella  quien  le devuelve  los materiales y que cuando está desarrollando un objeto, no puede olvidar  la armonía entre la belleza y lo auténtico.

Le resultaría incomprensible que un verdadero artesano trabaje sólo pensando en la estética a la hora de elegir  texturas y materiales , sin cuidar si están o no en peligro de extinción, si las talas de árboles están o no controladas, sin hay impacto en el medio ambiente o tóxicos que amenacen la salud de las personas.

La característica frecuente que le emociona de un auténtico artesano es la necesidad de trabajar en silencio,  de esa conexión con su interior, una labor de introspección que proporciona un silencio enriquecedor,  un trabajo manual muy terapéutico.

Para la creación de los bolsos joyas,  contacta con un artesano que le suministra el hilo de cuero ecológico con tintes naturales. Beatriz teje a mano sus bolsos con ganchillo y posteriormente,  forra su interior con tejidos muy ricos y mimados, dándoles a éstos una segunda vida. La guinda, llega con el acabado del cierre,  un broche joya adquirido en sus viajes por el mundo con una identidad y una historia que contar. Cada broche es distinto y cada bolso, único.

Bolso Joya 7 bBolso Joya 2 a

B.J. cuero negro, broche Beréber                     B.J. cuero marrón, broche de Filipinas

En enero de este año se han incorporado al proyecto dos socias, una periodista y una fotógrafa, Fátima Bravo y Nadia del Pozo. Ahora forman un equipo que persigue la misma inquietud, promover y poner en valor el trabajo artesano, conectando tradiciones desde México, Colombia, Guatemala, Marruecos, Grecia, El Tibet, España y explorando el resto del mundo en esa búsqueda.

En mi trabajo con las marcas siempre comparto la misma reflexión: “Observar al lujo para trabajar la excelencia como sólo ellos saben hacerlo, para luego extrapolarlo a vuestra  dimensión”.

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos