BE WATER WISE; darnos cuenta de nuestro impacto real en el consumo de agua

Base portada e1504079558390

Por Mikel Feijoo Elzo, Fundador y Presidente de Skunkfunk.

Imagen de portada: Debemos ser conscientes de la escasez del agua y su valor. Imagen de Skunkfunk.

Esta vez quiero hablar de algo que, si bien parece que no esta en relación directa con el textil y la moda, si que es uno de los elementos clave en su fabricación así como lo es en nuestra vida diaria.

El agua y su consumo.

Casi toda la información en números que aquí comparto esta sacada del trabajo de Esther Delbourg, una econométrica del agua que trabaja en una organización llamada Water Wiser.

Imagen: bewaterwise.com

Todos hemos leído alguna vez que para hacer una camiseta de algodón se precisan 2.700 litros de agua. La gente levanta las cejas y se pregunta ¿como?

Cuando a la gente nos preguntan cuantos litros creemos que consumimos al día de agua rara vez decimos mas de… 10 litros. Bueno, si medimos todo el impacto al final salen 3.400 litros… si si tres mil cuatrocientos litros de agua por persona en la Europa nuestra.

Usamos agua para beber, cocinar, lavarnos, echar la bomba del inodoro… y eso ya hace 250 litros, pero ¿y el resto? El resto esta imbuido en nuestra comida. Es lo que se llama agua virtual. Casi nadie podría decir que hay seis litros de agua en cada tomate o 15 litros en una patata, 40 litros en una manzana y 120 en un litro de vino. Un kilogramo de ternera tiene hasta 1.400 litros de agua. Increíble ¿ no?

En el ejemplo de la camiseta es igual, hay una parte importante que viene dada en los procesos de lavado, tintado, estampado… pero el mayor impacto es su cultivo. Y el uso de agua en su cultivo viene dado por donde este cultivado. Si es en áreas de secano a las que se ha añadido regadío (hasta secar el mar de Aral) como Uzbekistán o la China interior, o son de agua de lluvia como los estados del sureste de la India o el este de África. Es por esto que las cifras se han de atemperar ya que no es lo mismo el algodón de Uzbekistán o el de la India tropical.

Consumimos más agua de la que crea la naturaleza y la lluvia no consigue reparar los daños de esta sequía. Imagen: worldbank.org

El agua es un bien preciado y escaso. Fuente de futuras guerras dado que cada vez hay mas personas con acceso a esta y nuestro consumo per cápita mundial crece sin parar. Cuanto mas desarrollo mas agua.

El agua dulce es solo un 2% del total del agua en el mundo. Y de esta la que llamamos agua azul, que es la que esta disponible para los humanos, de relativa fácil extracción, es solo un 0,2… Ríos, lagos, pantanos y acuíferos de fácil acceso. Lo que llamamos agua verde es aquella que no podemos ver y que está en plantas, árboles y en el suelo pero de difícil acceso.

El mayor problema es que extraemos demasiada agua azul sin que las precipitaciones  puedan reponerla a la misma velocidad que sale.

Una cosa que deberíamos replantearnos es que agua usamos para que y su re utilización. Que sentido tiene que usemos agua potable para lavadoras, cisternas de baño y otros muchos usos y que sentido tiene que mezclemos aguas sucias que hay que tratar como las aguas fecales, que no son mas de un 5% de las aguas residuales, junto a aguas de tratamiento mucho mas sencillo como las de duchas y fregaderos que son el mayor volumen?

Imagen de Skunkfunk

En el textil hay una necesidad imperiosa de tratar este tema también. Hay ejemplos como Lenzing, fabricante de fibra de celulosa de madera, que tienen circuitos cerrados de re utilización y filtrado de aguas,  y que, en países secos, tendrían un impacto económico y medioambiental positivo enorme para las empresas si hicieran la inversión necesaria. Un agua que además se re utiliza en los procesos de lavado y tintado y que se va limpiando de los contaminantes en el mismo lugar.

Habría que poner un precio al agua justo, ya que, dado que estamos en un mercado de oferta y demanda, es hora de que nos demos cuenta de que el agua que el planeta azul nos ofrece es un bien de escaso y la demanda crece. Solo así trataríamos este bien con el valor que tiene y así equilibraríamos la huella medioambiental.

Be water may friend.

* Todas las imágenes de éste artículo han sido cedidas por Skunkfunk.

– Las ideas y opiniones de este post pertenecen a su autor/a. Slow Fashion Next no se responsabiliza de los contenidos-

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

1 respuesta

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos