Abigail Doan: the textil artist of Nature/ Abigail Doan: la artista textil de la Naturaleza

Estamos muy contentas de contar hoy con las ideas de Abigail Doan, una de las gurús de la Moda Sostenible en el mundo. Por deferencia a ella, la entrevista se publica primero en inglés y encontraréis la traducción en la segunda parte.

We are pleased to introduce you the environmental fiber artist and writer, Abigail Doan, who divides her time between NYC, Eastern Europe, and Italy. As an advocate for the advancement of sustainable fashion, she writes about fiber, eco-textiles, up-and-coming designer collections, and environmental issues. Her work as a fiber artist offers a unique view into materials, methods, and the life cycle of contemporary fashion production. Abigail started her blog, Ecco*Eco, as a forum for sharing ideas related to ‘fashioning self and the environment’. She also keeps a visual journal at Lost In Fiber. She has lectured and presented her work in exhibitions, workshops, classrooms, and on art and design panels internationally.

SFS: First of all, we would like to know if you find any essential difference between sustainable fashion and conventional fashion, apart from the materials and process, or is there also an aesthetic aspect developing around this new concept?

AD: I definitely believe that sustainable fashion has its own aesthetic, although it should not be a goal to stylistically set one’s self apart as an ethical or conscious designer. Fashion should be a universal and border-defying language, and the transparency of sustainable fashion is certainly intrinsic to its beauty. That is, beauty, style, and textile innovation should also now encompass ecological and socially-aware methodologies as part of the design process. There is no doubt that certain techniques or cultural regions yield certain styles, but in the end I believe that we should work towards sustainable fashion being about a better way to render what is fashionable. It is the story that adds value to ethical fashion pieces and the more that people take time to learn the back story, the more connected they feel with their clothing and personal design choices.

SFS: Are there any differences in sustainable fashion in the three countries that you travel to and live in, i.e. the USA (NYC), Bulgaria, and Italy: How it is lived in each country with this ethical movement in fashion industry?

I am at a curious stage in my life where I do travel to and live in these three places, but this is mostly because I am raising my family in these locales and also working with my husband on various educational and cultural outreach efforts. I would say that American sustainable fashion designers are fairly united as a movement and community, with emphasis on local production and textile innovation via resources like NYC’s Garment District and regional design schools as well as slow fashion efforts like The Permacouture Institute in California.

Italy has a tremendous history of textile production, so I feel that their current slow fashion movement is fueled by support for textile and fabric developments that allow designers to better consider the lifecycle of their collections. Bulgaria’s sustainable fashion movement is quite new, although I always emphasize to students and young designers there that the roots of locally-produced handcraft – evident in Bulgarian villages and homes, is one of the best sources for how to define an ethical and craft-based fashion movement.

SFS: You know thousands of Brands and Designers, do you find any difference in terms of conciousness about age or nationality? Which are the most conscious?

I really think that “consciousness” in contemporary fashion comes from the individual, regardless of age, cultural background, or locale. I shifted my research and writing about a year or so ago to “ideas about fashioning self and the environment” as a way to focus more on each individual’s relationship with their own surroundings and available resources as a means to define personal style and fashion decision-making.

There are no doubt visible traces of an ethical or sustainable fashion movement in all pockets of the globe currently, but the more lasting “trends” seem to come from the slow fashion movement and the handcraft that has been celebrated and honored in specific regions for centuries. There is a reason why certain materials make sense for a specific locale in terms of the sustainable harvesting of fibers, low-impact production methods, as well as styling choices that are suitable to a given climate and seasonal calendar. I think that individuals who work with these factors in mind are on a path that is the most conscious and appropriate for the sphere that they navigate.

SFS: And about consumers, do you think the consciousness is growing up quickly?

Consumers are informed in ways that are primarily informed by day-to-day needs as well as desire for more beauty in their lives. This does not always guarantee the most “conscious” choices, but we cannot deny that we all crave something that might improve upon our current state of existence. This is why fashion works as a quick fix, but the slowing down of fashion also provides a deeper connection with how we might style and view our personal relationship with our clothing and accessories. I think that it is the pace of fashion that needs to be addressed in bringing the consumer closer to the life cycle of their clothes. The designs are simply a reward in our examination of a timeline that works with who we are and ultimately want to be.

SFS: From your point of view, what is the evolution in fabrics to make them more sustainable? Do you think that there is a change in the way we produce the fibers or the processes or must there be new fabrics which can support the future challenges?

I think that both fabric/textile innovation and the reduction of waste in patterning and garment production will help to contribute to a more sustainable fashion road map. That said, it is essential that designers create more versatile and multi-functional pieces for the dynamic lives and even shifting environmental factors that their clients are faced with. Consumers want their clothes to do more, tell a story, create bridges with communities, as well as connect them to the hands of an artisan. All of this is now at play in making us more informed but also more empowered by what our clothing might do for us.

SFS: Which will be your bets if you are addressing about fabrics?

I think that both PET recycled fabrics as well as artisan-made, hand loom textiles span the new horizon of materials that contemporary fashion designers might employ. A site like Source4Style demonstrates that sourcing fabrics of a sustainable nature is finally within hand’s reach and increasingly findable and affordable.

SFS: How does recycled material make a difference or contribute to a product? How does it make it different in some way? Does it give “soul” to it?

The integration or creative reuse strategy of recycled materials in an an accessory or clothing design is not enough to insure that it is fashionable. In the end the design itself must have stylistic integrity and be able to transcend the parts that it was made out of. The best designs that involve recycling of this sort can stand on their own as covetable objects or as clever statement pieces. This alone gives soul to the message of the garment.

SFS: Which is the best way to communicate to the market that your brand is ethical?

Certainly not by preaching about it. I genuinely feel that good stories and good materials translate to outstanding designs. The mission of a company or brand and the thought that has been put into the entire life cycle of their designs is the best lure for new followers or clients. There are, of course, certain standards that we need to meet and share as part of the sustainable fashion agenda, but marketing efforts in the end should also be put into the transparent story of a company. Trust is a very sexy thing, and if brands are able to communicate the truth about what they do as part of their marketing plan, well then, this should be all that is required.

SFS: And the best way to sell ethical fashion? online webs? showrooms? salons? through blogs?

I think that it is important to connect to a community that understands who you are, what you do, and why your designs have lasting value. The Internet has been a very powerful force in the advancement of ethical and slow fashion, particularly in the support that is provided by the blogging community as well as online retailers. I think that it is important to connect with like-minded individuals both locally as well as through a global network. With just a bit of research one can connect to online resources that will help one to identify eco-minded showrooms, events, speakers, as well as retailers who support ethical and sustainable fashion.

I do think that it is important to study the stylistic focus of a specific retailer before approaching them as even within eco fashion certain individuals focus on specific niches, i.e. fair trade, locally-made goods, eco couture, recycled or up cycled fashion statement pieces. The best way to insure the growth of your company is to address the right audience and venue for your work. This sounds obvious, but as the ethical fashion movement grows, it is important to do this homework. I also think that ethical fashion designers should approach “mainstream retailers” as chic and timeless fashion sells and retailers genuinely recognize this.

We really thank your professionalism, time and kindness you have shared with us.

Thank you so much for inviting me to chat just a bit. I wish Slow Fashion Spain all the very best with the growth of your movement and future initiatives.

*          *          *

Estamos encantados de presentaros en SFS a la artista textil medio ambiental y escritora, Abigail Doan, quien divide su tiempo entre Nueva York, Europa del Este e Italia. Como defensora de promover la moda sostenible, escribe acerca de las fibras, textiles ecológicos, las colecciones de jóvenes diseñadores y de cuestiones ambientales. Su trabajo como artista textil ofrece una visión única de los materiales, métodos, y el ciclo de vida de la producción de moda contemporánea. Abigail comenzó su blog, “Ecco * Eco“, como un foro para el intercambio de ideas relacionadas con la “Configuración de uno mismo y el medio ambiente”. También mantiene un diario visual “Lost in Fiber“. Ha dado conferencias y presentado su trabajo en exposiciones, talleres, aulas, y en eventos de arte y diseño a nivel internacional.

SFS: En primer lugar, nos gustaría saber si encuentras alguna diferencia esencial entre la moda sostenible y de la moda convencional, además de los materiales y el proceso, o hay también un aspecto estético en desarrollo de todo este nuevo concepto.

AD: Definitivamente creo que la moda sostenible tiene su propia estética, aunque no debería ser un objetivo definirse a uno mismo como un diseñador de moda ética o de conciencia. La moda debe ser un lenguaje universal que desafíe las fronteras, y la transparencia de la moda sostenible es sin duda intrínseco a su belleza. Es decir, la belleza, el estilo y la innovación textil también abarcan ahora la metodología ecológica y la conciencia social, como parte del proceso de diseño. No hay duda de que ciertas técnicas o regiones culturales tienen ciertos estilos, pero al final creo que debemos trabajar en pro de la moda sostenible como una mejor manera de hacer lo que está de moda. Es la historia lo que agrega valor a las piezas de moda ética y cuanto más tomen tiempo los consumidores para aprender la historia de fondo, más se sentirán conectados con su ropa y sus opciones personales sobre diseño.

SFS: ¿Existe alguna diferencia sobre moda sostenible en los tres países que viaja y vive, es decir, los EE.UU. (Nueva York), Bulgaria e Italia? ¿Cómo se vive en cada país este movimiento ético de la industria de la moda?

Yo estoy en una etapa curiosa en mi vida en la que me desplazo y vivo en estos tres lugares, pero esto es principalmente porque estoy criando a mi familia en esos lugares y también trabajo con mi marido en diversas actividades educativas y culturales. Yo diría que los diseñadores de moda sostenible de América están bastante unidos como un movimiento comunitario, con énfasis en la producción local y la innovación textil a través de recursos como el Garment District de Nueva York y las escuelas regionales de diseño, así como los esfuerzos hacia el movimiento “slow fashion” como el Instituto Permacouture en California.

Italia tiene una historia tremenda de producción textil, así que pienso que su movimiento actual de moda lenta se alimenta de ese apoyo para el desarrollo de textiles y tejidos que permiten a los diseñadores a considerar mejor el ciclo de vida de sus colecciones. El movimiento de moda sostenible de Bulgaria es bastante nuevo, aunque siempre hago hincapié a los estudiantes y jóvenes diseñadores de allí en las raíces de la producción local y artesanía  (evidentemente los pueblos búlgaros y los hogares, son unas de las mejores fuentes para poder definir un movimiento ético y artesanal).

SFS: Conoces miles de marcas y diseñadores, ¿encuentras alguna diferencia en términos de conciencia acerca de la edad o la nacionalidad? ¿Quiénes son los más conscientes?

Realmente creo que la “conciencia” de la moda contemporánea viene de la persona, independientemente de su edad, origen cultural o local. Cambié mi investigación y mi escritura hace más o menos un año hacia “las ideas acerca de la configuración de uno mismo y el medio ambiente” como una manera de centrarse más en la relación de cada individuo con su propio entorno y los recursos disponibles como un medio para definir el estilo personal y la toma de decisiones sobre moda.

Hay hoy en día sin lugar a duda, un movimiento de moda ética o sostenible en todos los lugares del mundo, pero la “tendencia” más duradera parece venir del movimiento “slow fashion” y la artesanía que se ha celebrado y honrado en regiones específicas a lo largo de los siglos. Hay una razón por la cual ciertos materiales tienen sentido para un lugar específico en cuanto a los métodos de producción y a la recolección sostenible de fibras y de bajo impacto, así como las opciones de estilo que son adecuados para un clima determinado y calendario estacional. Creo que las personas que trabajan con estos factores en mente están en un camino que es el más consciente y apropiado para trazar el rumbo a seguir.

SFS: ¿Y acerca de los consumidores, ¿crees que la conciencia está creciendo rápidamente?

Los consumidores están informados de tal manera que su prioridad son las necesidades del día a día, así como el deseo de más belleza en sus vidas. Esto no siempre garantiza la elección más “consciente”, pero no podemos negar que todos anhelamos algo que podría mejorar la existencia. Esta es la razón por la cual la moda funciona como una solución rápida, pero la desaceleración de la moda también proporciona una conexión más profunda con lo que debería ser el estilo y nuestra relación personal con nuestra ropa y accesorios. Creo que es el ritmo de la moda lo que debe ser abordado y situar al consumidor más cerca del ciclo de vida de sus ropas. Los diseños son simplemente un premio en nuestro examen de una línea de tiempo que trabaja con lo que somos y queremos ser en última instancia.

SFS: Desde tu punto de vista, ¿cuál es la evolución de los tejidos para que sean más sostenibles? ¿Crees que hay un cambio en la forma de producir las fibras o los procesos o tiene que haber nuevos tejidos que puedan soportar los retos de futuro?

Creo que los dos, tejidos e innovación textil y la reducción de residuos en los patrones de la producción textil, ayudarán a contribuir a un mapa de una moda más sostenible. Dicho esto, es esencial que los diseñadores creen piezas más versátiles y multifuncionales para una vida dinámica y cambiante, incluso también para los factores ambientales a los que sus clientes se enfrentan. Los consumidores quieren su ropa para “hacer más”, para contar una historia, para crear puentes con las comunidades, así como para conectarse a las manos de un artesano. Todo esto entra en juego al informarnos mejor, pero también nos da más poder por todo lo que nuestra ropa puede hacer por nosotros.

SFS: Hablando sobre tejidos ¿cuáles serían tus apuestas?

Creo que el PET reciclado, así como los hand looms hechos a mano por artesanos abarcan el nuevo horizonte de los materiales que los diseñadores de la moda contemporánea podrían emplear. Una web como Source4Style demuestra que abastecerse de tejidos de naturaleza sostenible está finalmente al alcance de la mano y que cada vez son más fáciles de encontrar y más asequibles.

SFS: ¿Cómo marcan una diferencia los tejidos reciclados o de qué manera contribuyen a un producto? ¿Cómo lo hacen diferente de alguna manera? ¿Le otorgan un “alma” al producto?

La integración de la estrategia de reutilización creativa de materiales reciclados en un accesorio o un diseño de ropa no es suficiente para asegurar que esté de moda. Al final, el diseño en sí mismo debe tener una integridad de estilo y ser capaz de trascender su origen. Los mejores diseños que incluyen el reciclaje de este tipo pueden valerse por sí mismos como objetos o piezas codiciadas o como una inteligente declaración. Esto por sí solo da alma al mensaje de la prenda.

SFS: ¿Cuál es la mejor manera de comunicar al mercado que su marca es ética?

Desde luego, no predicando. Creo sinceramente que las buenas historias y los buenos materiales se traducen en diseños excepcionales. La misión de una empresa o marca y la intención que se ha puesto en el ciclo de vida de sus diseños es el mejor reclamo para nuevos seguidores o clientes. Hay, por supuesto, ciertas normas que debemos conocer y compartir, como parte de la agenda de la moda sostenible, pero finalmente los esfuerzos del marketing deberían estar puestos en la historia de una empresa transparente. La confianza es algo muy atractivo, y si las marcas son capaces de comunicar la verdad sobre lo que hacen como parte de su plan de marketing, esto debería ser todo lo que se requiere.

SFS: ¿Y la mejor manera de vender la moda ética? ¿webs online? ¿showrooms? ¿salones? ¿a través de blogs?

Creo que es importante conectar con una comunidad que entiende quién eres, lo que haces, y por qué tus diseños tienen un valor duradero. Internet ha sido una fuerza muy poderosa en la promoción de la moda ética y sostenible, sobre todo en el apoyo proporcionado por la comunidad de blogs, así como los minoristas online. Creo que es importante conectarse con personas de ideas afines tanto a nivel local, así como a través de una red global. Con sólo un poco de investigación se puede conectar con recursos online que te ayudarán a identificar showrooms, eventos, conferenciantes, de mentalidad “eco” así como minoristas que apoyan la moda ética y sostenible.

Yo creo que es importante estudiar el enfoque de estilo de una tienda especifica antes de ir a ellos, ya que incluso en los individuos con una cierta inquietud ecológica se centran en nichos específicos, es decir, comercio justo, productos de fabricación local, alta costura ecológica, piezas de moda reciclada o “upcyled”. La mejor manera de asegurar el crecimiento de su empresa es dirigirla a la audiencia correcta. Esto suena obvio, pero como el movimiento de la moda ética crece, es importante realizar esta tarea. También creo que los diseñadores de moda ética deben acercarse a “los minoristas generales” igual que lo hace la moda chic y atemporal que vende y los minoristas reconocen esta verdad.

Desde Slow Fashion Spain te agradecemos mucho tu profesionalidad, tu tiempo y la amabilidad con la que lo has compartido con nosotros.

Muchas gracias por haberme invitado a charlar un poco con vosotros. Os deseo a “Slow Fashion Spain” todo lo mejor con el crecimiento de este movimiento y las iniciativas futuras.

Gema

Los que queráis recibir más noticias sostenibles sobre moda podéis dar al “me gusta” de nuestra página de Facebook o seguirnos en Twitter y Linkedin a diario y si te ha parecido interesante el artículo ¡compártelo!.

¡GRACIAS!

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Recibe información sobre nuestra plataforma: cursos, proveedores, nuevas noticias del blog, eventos, etc…

4 Respuestas a
  1. Avatar

    Genial. Muy interesante, me encanta Abigail, su filosofía su apego a lo natural al medioambiente a las texturas que da la naturaleza al color,
    y sus fotografías.
    Gracias
    S F S

Dejanos un comentario y estaremos encantados de responderte

  He leído y acepto la Política de privacidad y protección de datos