Moda Circular & Big Players

moda circular

El papel de los grandes nombres de la moda en el camino hacia la circularidad.

Por Alice B. Schuch, colaboradora de Slow Fashion Next y profesora de nuestro curso online “Economía Circular y Nuevos Negocios de Moda“.

Imagen de portada: Pocket II (Fuente: Pixabay).

#ModaCircular es un término reciente, introducido en 2014, y unifica las prácticas sostenibles con el concepto de Economía Circular en el contexto de la moda. ¡Y este año el concepto comenzó a impulsarse con más énfasis, con grandes nombres de la moda invirtiendo en diversas iniciativas que promuevan este cambio vital hacia la circularidad de la moda mundial!

No quiero aquí, de forma alguna, abrir las discusiones sobre la capacidad de las grandes marcas de hacer más por una moda sostenible. Sin embargo, lo que no se puede negar es que, aunque no es suficiente para muchos, esos grandes nombres están haciendo algo. Es importante ya que este algo puede promover cambios positivos a las demás empresas de la cadena de valor.

De hecho, el reporte “Pulse of the Fashion Industry” – lanzado durante el Copenhaguen Fashion Summit en mayo – menciona que “el conductor claro de sostenibilidad es el tamaño de la compañía, no su colocación o su nivel del precio”. El reporte lamentablemente relata que las empresas pequeñas y medianas, que representan juntas más de la mitad del mercado, tienen poquísimo control sobre sus cadenas de suministro, reduciendo las oportunidades de promover un cambio efectivo en el sistema sin una fuerte colaboración entre ellos. El (im)pulso a la acción estaría, de acuerdo con el reporte, en las manos de grandes empresas. Lo que, felizmente, ya se ve en marcha.

Gráfico con el pulso de acción de diferentes empresas, separadas en cuatro grupos de acuerdo con su “revenues”. Fuente: Reporte Pulse of the Fashion Industry.

A finales de marzo, fue lanzada la iniciativa “Fashion for Good” – con un laboratorio de innovación y acción práctica en Ámsterdam – que pretende inspirar a la industria para volver a imaginar la manera como la moda es diseñada, hecha, utilizada y reutilizada. Grandes nombres impulsan esta iniciativa, como la Fundación C&A, Cradle to Cradle Products Innovation Institute, Fundación Ellen MacArthur, McDonough Innovation, Sustainable Apparel Coalition (SAC) y el conglomerado Kering. Uniendo grades empresas de la industria de la moda, la iniciativa busca apoyar la aplicación y extensión de las tecnologías, metodologías y modelos de negocio con el potencial de transformar completamente la industria en cinco aspectos:

  • Materiales sanos;
  • Reutilización de materiales (como el reciclaje o en nuevos modelos de negocio);
  • Energía renovable;
  • Tratamiento de aguas;
  • Justicia social.

Leslie Johnston, Director Ejecutivo de la Fundación C&A explica: “abierto e incluyente, la iniciativa Fashion for Good compartirá todo el conocimiento y lecciones aprendidas de sus actividades. De esta manera, queremos inspirar a todos los interesados en la industria de la moda trabajando para un futuro en el que pueden florecer todos los agricultores, trabajadores, clientes y comunidades “.

Durante el lanzamiento de la iniciativa, la empresa C&A anunció también que será el primer minorista en el mundo a lanzar prendas Cradle to Cradle™ certificadas oro, que ya están disponibles, y cuestan menos de €10. C&A ha presentado también la colaboración en la Guía práctica C2C Certified™ “How To” – una herramienta open-source de autodiagnóstico y paso a paso que muestra a los fabricantes y proveedores como mejorar sus productos y las instalaciones para producir ítems certificados Cradle to Cradle. En mi punto de vista, pasos extremamente importantes para el desarrollo de una moda sostenible democrática – que puede llegar a todos.

Camisetas C&A certificadas Cradle to Cradle GOLD – con altísimo nivel ecológico y social. Fuente: Tienda online C&A.

En la primera semana de abril, H&M ha anunciado sus planes ambiciosos rumbo a la moda circular. Han puesto en marcha el Change-Makers Lab – un nuevo proyecto de investigación colaborativa para abordar la circularidad textilentre el H&M Group, la Fundación Ellen MacArthur y el Resilience Centre de Estocolmo. El proyecto pretende definir una nueva visión para la producción y el uso de textiles en un sistema circular, que tiene un impacto positivo sobre los recursos naturales (sabiendo que 80% de nuestra ropa se descartan). H&M espera que la metodología, una vez desarrollada, sea aplicable a otras industrias.

Palabras de Karl Johan Persson: “desde H&M, queremos utilizar nuestro tamaño y alcance para liderar este cambio y ayudar a crear una moda circular y renovable, siendo una empresa justa e igualitaria. El Change-Makers Lab es una de muchas maneras de poner eso en práctica y proporcionar un foro para los agentes de cambio en nuestra industria, como tú, para discutir, inspirarse, colaborar, y desafiar ideas y mitos”.

La marca también ha anunciado como meta durante la presentación de su informe de sostenibilidad:

  • Convertirse en un negocio totalmente circular – considerando la ropa desechada como recursos valiosos y, por eso, dar a las mismas una larga vida, sea en su forma original o a través del reciclaje. Esto incluye el compromiso de utilizar 100% materiales reciclados o de fuentes sostenibles hasta 2030. Y reutilizar y reciclar todas las piezas recogidas que hasta el año 2020 deben llegar a más de 25000t anuales (desde 2014 han recogido 40000t.).

Como parte de este plan ya en marcha, podemos citar el Global Change Award que en su segunda edición en 2017 distribuye un premio de 1.000.000  entre los 5 ganadores y que busca acelerar ideas innovadoras de moda circular.

El término también fue debatido durante el Copenhague Fashion Summit en mayo de este año, que reúne anualmente representantes de peso de la industria. Empezando con la ponencia de William McDonough, uno de los creadores del concepto Cradle to Cradle, que decía que “si hablamos sobre final-de-vida de un producto, puede ser que un día logramos alcanzarlo”. El sugiere que nuestro camino hacia la circularidad debe empezar con la correcta selección de materiales, remplazando las alternativas “malas” por materiales positivos y benéficos, como los presentados por Fashion + – una iniciativa del Cradle to Cradle Products Innovation Institute. Dame Ellen MacArthur también estaba presente y mencionó la “Circular Fibres Initiative”, que cuenta con el suporte de nombres como la Fundación C&A,  H&M y Nike para definir una nueva visión para el sistema textil global. Durante el evento, los visitantes pudieron también ver la exhibición Solutions Lab, con innumerables alternativas – nuevas o corrientes – que atienden a la circularidad de la moda en diferentes aspectos. Un ejemplo: una pequeña muestra del Future Fabric Expo – con  materiales sostenibles ya disponibles en el mercado.

Por qué debemos ser menos malos si podemos desear ser 100% fabulosos?” (William McDonough)

Presentación de William McDonough durante el Copenhage Fashion Summit. Fuente: Archivo personal.

El año de 2017, sin embargo, a empezado con mucho “buzz”. El cuanto de todo eso es la visión real de un futuro mejor o quizá solamente una estrategia de marketing, no lo sabría decir. Pero yo, positiva que soy, deseo que todas las metas y cambios mencionados sean aplicados y que, de esta manera, puedan traer a las pequeñas marcas y diseñadores autónomos más opciones para elegir materiales y alterativas circulares. Pero, ¡un momento! No vamos a quedarnos ahí a esperar. Hay mucho que se puede hacer* de forma más rápida y efectiva en empresas pequeñas y familiares. Vamos a hacer lo que nos cabe, lo que logramos con todo nuestro esfuerzo. Al final, como dice Albert Einstein, “el mundo no será destruido por quienes hacen el mal, sino por aquellos que observan sin hacer nada”.

* En el curso “Economía Circular y Nuevos Negocios en Moda” en Slow Fashion Next que yo imparto, se ofrecen herramientas prácticas para aplicarlas a tu proyecto circular y comenzamos una nueva edición del curso el  lunes 03 de julio de 2017. Check it out!

Deja una respuesta